Monday, November 19, 2012

Patch Adams

El lunes de la semana pasada volví al laburo después de casi siete días postrado. En realidad me hubiesen venido bien un par de días más, pero no daba seguir tirado. En casa estaba mi novia, que me cuidaba. Creo que ese es el laburo de las novias. Aunque hay una línea muy delgada entre cuidarte y cagarte a pedos por todo. Por ahí ellas creen que te están cuidando. Pero no, aprovechan la situación y todo el tiempo te están diciendo que tenes que hacer, lo que no tenes que hacer, lo que deberías hacer, lo que no deberías hacer. Mucho trabajo.

Además de mi novia, el problema es el resto de la gente que me rodea. Como verán, siempre el problema son todos los demás. Pero en serio. Porque el problema radica en el principio fundamental que dice "Todos Sabemos Todo". El 2012 nos encuentra a todos los seres humanos como expertos en absolutamente todos los temas. No importa si es mi dolor de espalda, las fotos desde Marte, el 8N o el genoma humano; vos tira un tema y el otro te va a responder.

Entonces, cuento mi problema de la espalda y, como respuesta, recibo una catarata de recomendaciones. En realidad, más que recomendaciones, son soluciones. Sin importar a quien le cuente el problema, siempre tengo como respuesta la pócima mágica a todos mis padecimientos. Si digo que el doctor me recomendó que me ponga calor, me responden "no, la posta es ponerte frio". Porque –obviamente- el doctor esta equivocado y ellos tienen la posta. Y las recomendaciones siguen. Me dicen como sentarme, como acostarme, como dormir, que ejercicios debería hacer, que movimientos de elongación tendría que realizar y hasta como caminar.

Todas estas recomendaciones son muy lindas y tal vez incluso hasta muy útiles. Pero el detalle es que nunca las pedí. Yo solo dije que me dolía la espalda. Encima, es un círculo del que no se puede salir. Porque una vez que la gente te recomienda, después te vuelve a llamar para verificar que hayas seguido sus recomendaciones. Y, si no las seguiste, se enojan. En serio, hay que tener agallas para esto.

Recapitulando, una persona que no es medica ni tiene ningún estudio relacionado y a la cual nunca le pediste opinión, te dice que tenes que hacer. Y si osas no hacerle caso, se enoja con vos. Para la próxima ya aprendí, lo mejor es no decir nada.

El martes fui por segunda vez a hacerme la resonancia. Había ido unos días antes, pero no me la pudieron hacer por el corte de luz. Fue la segunda resonancia de mi vida. Hace dos años me habían hecho una por lo de la muñeca.

La misma gente que recomienda que hacer y que no hacer, es la que te cuenta que una resonancia es muy parecida al fin del mundo. Te asustan y te dicen cosas como "te van a meter en un tubo". Si me quieren asustar realmente, saquen la preposición "en" de esa oración. Fui al hospital, me hicieron la resonancia y no es tan grave. Si, estas en un lugar pequeño donde no te podes mover por unos 20 minutos y el ruido es un poco molesto, pero tampoco es para tanto.

Antes de empezar la resonancia, le conté al técnico que es lo que tenia. Él me dijo "con un poco de suerte es solo una contractura". Después de la resonancia, ocurrió el siguiente diálogo:
Yo: ¿Y? ¿Era solo una contractura?
Técnico: No sabría decirte, soy solamente el técnico. Tendrías que ver a un médico.
Yo: Si, ya lo se. Pero vos ves estas cosas todos los días... (Con tono de "dale imbécil, decime que tengo").
Técnico: Y... tenes unas cositas... tendrías que ver a un medico.

Unos días después, ya con la resonancia y el informe en mano, me puse a googlear que tengo. Y mucho no entendí. Es algo de los discos, pero no es una hernia. Y según diferentes foros puede ir de extremadamente doloroso a curarse solo. La semana que viene tengo turno con el experto en columna que, idealmente, me brindara paz y armonía por toda la eternidad.

Mientras buscaba un experto en columna, me encontré con el Dr. Feldman, un tipo muy gracioso y ocurrente cuya web se llama "Hola Doctor Feldman" que inevitablemente nos hace acordar a Nick Rivera y el célebre "Hola Doctor Nick". Desconozco que pensaba el doctor Feldman o el motivo del nombre de su web, pero si hay algo que no quiero de mi médico, es que sea gracioso. Para graciosos ya estoy yo, que soy un profesional del humor.

7 comments:

  1. Feo lo del técnico. Una vez me hice una ecografía y la mina me dice "Está BASTANTE bien". ¿¿Cómo "bastante", hija de puta?? ¡Hablá claro!
    Menos mal que el Dr Feldman te despeja las dudas, que si no...
    Besos


    ReplyDelete
  2. yo ya pase por todo eso y no te pienso ayudar, hace tu propio camino, lo de "mejor no decir nada" es una conclusion excelente...

    ojala no sea nada hermano

    abrazo

    ReplyDelete
  3. Juego todas mis fichas a "Protrusión". Perdón, no es que quiera hacer apuestas con tu salud.
    Googlear síntomas es un lindo deporte si tenés un ligero grado de hipocondría. Al segundo foro que leés ya es seguro que te morís a la mañana siguiente.
    Bueno viejo, que te mejores. Abrazo!

    ReplyDelete
  4. Vale, el Dr Feldman tendria que tener un slogan "para todo lo demás, esta el Dr Feldman". Beso.

    Maty, pero no tengo lo mismo que vos! Creo que lo tuyo fue peor... porque vos estas viejo. Abrazo.

    Nico, aposta tranquilo! Ya te digo que perdiste, no es eso lo que tengo... segui participando! Abrazo.

    ReplyDelete
  5. Dale, deja de quejarte, yo naci con hemisacralizacion y no me quejo.
    Mentira, si me quejo, todo el dia, suerte que mi novia es masajista, lastima que no recuerdo la ultima vez que me hizo masajes.

    Y al final, ningun analgesico te hizo efecto?

    ReplyDelete
  6. Kernel, paula es masajista y no te hace masajes?! que clase de novia es?
    uno me hizo un poco de efecto, pero tambien trajo contraindicaciones y es todo una mierda. ya voy a publicar al respecto. abrazo.

    ReplyDelete
  7. El Dr. Feldman no es uno que durante años estuvo en Utilísima? Y lo peor no es que sea gracioso, sino que te implante mano por pie o algo así.

    ReplyDelete

La gente es mala y comenta