Thursday, February 9, 2017

Violencia de Género

Anoche fue la segunda función de Humor Negro del año. Entradas agotadas, salió muy lindo, estrené un poquito de material nuevo (que hace mucho que no hacía). No se puede pedir más. Entre el público, había una chica. No voy a develar su nombre real, así que vamos a llamarla Marta.

Marta es, como decirlo, una grouppie del standup. No mía, claramente. Yo no tengo grouppies. Bah, una vez tuve una, pero no estaba buena la mina. Que fea situación que te aparezca una grouppie y que encima sea fea. Cuestión, Marta es una chica que fue a verlo a Daniel (mi compañero de show). Esa es su movida. Conoce chicas por las diferentes redes sociales y las invita al show. Le va bastante bien con este sistema.

Cuestión, Marta vino al show con una amiga. A la salida, nos quedamos hablando un rato los cuatro: Marta, su amiga, Daniel y yo. Que el show salió muy bien, que somos re graciosos, cosas del estilo. Ya eran casi las 11 de la noche y yo tenía hambre. Todos los miércoles cuando terminamos el show, Daniel y yo vamos a cenar. Y ahora no estábamos yendo a cenar, sino hablando con estas dos chicas. Y yo prefería ir a cenar.

Visto y considerando que Marta y su amiga seguían hablando y no se iban a ir, acordamos en que salíamos los cuatro juntos y nos acompañaban a cenar. Empezamos a caminar hacia la puerta del Paseo La Plaza y aparece Lau. Lau es la encargada del lugar. Por un lado, me cae muy bien porque es buena onda. Por otro, me cae muy mal porque ganó el Mortal Contest 2016. Ese que yo iba punteando como un campeón y en diciembre pegó dos aciertos en cuatro días y me pasó.

El tema es que Lau nos ve salir a los 4 caminando, se acerca y me dice bien fuerte para que escuchen todos "saludos a Flor". O sea, ella no sabía que iba a hacer yo. No es amiga de Flor, solo la vio dos o tres veces en su vida. Así y todo, le pareció importante aclararles a las dos minas estas que yo estoy con alguien. ¿Por qué? ¿Y si yo me iba a garchar a alguna? ¿Qué sabe ella? ¿Por qué la necesidad de salir en defensa de la fidelidad o de algo que no sé qué es y nadie le pidió?

Eso también es violencia de genero. Sepanlo. Ni uno menos.

Leer Más...

Wednesday, February 1, 2017

Agente Agente

Demoro menos en ir a Mordor, tirar el anillo y volver que en conseguir un agente literario. Es absolutamente imposible conseguir un agente literario. Pero, como premio consuelo, puedo decir que en la búsqueda me encontré con personas cuanto menos curiosas. Una de ellas, es María del Rosario.

Aprovecho para aclarar que el trabajo del agente literario consta de los siguientes pasos.
1. Leer el libro el autor
2. Hacer las correcciones necesarias. No solamente gramaticales y estilo, sino también del argumento para aumentar las probabilidades de que el libro llegue a ser publicado.
3. Utilizar sus contactos en el mundo editorial para que el libro finalmente sea publicado. Según el género de tu libro, lo llevan a las editoriales donde consideran que tenes las mayores posibilidades de ser publicado.

El agente literario cobra un honorario fijo por los pasos 1 y 2, más un porcentaje de futuras ventas por el paso 3. Siempre aclaran que no garantizan la publicación, simplemente el trabajo.

Hace unos meses, agregué a María del Rosario LinkedIn y le mandé un mensaje consultando por su trabajo y me pidió que le hiciera cualquier consulta vía mail. Le mandé un mail. Jamás me respondió. Unas semanas más tarde, le mandé otro mail. Ese si me respondió lo siguiente.



Hola como estas? disculpa la demora en responder, pero no me gusta hacerlo desde el celu y en casa no tenia buena señal de internet. Te comento que yo me dedico a Construir Puentes, acerco soluciones con necesidades, y en caso de que haya dinero de por medio cobro un porcentaje por la gestión y si se gana el proyecto presentado también, aclaro esto para que no se mal interprete que es ad honorem.
Nunca hice de agente literaria, pero cuando el señor Lopez me lo solicitó, accedí pues me pareció que si bien no es mi tarea habitual tengo varios contactos que podían servirle.
Creo que como primera medida deberíamos firmar un especie de arreglo, contrato o mutuo donde dejemos aclarado todos los puntos, sobre todo para no incurrir en errores como me pasó con el señor Lopez (N del A: No es el nombre real) que me " contrató " de palabra o por aquí y cuando encontró él una editorial que le publicará su libro, simplemente me dijo que no lo ofreciera mas.
Esas cosas molestan y mucho pues mi tiempo vale, por eso te dije lo de la gestión, porque lleva tiempo mandar mails, hablar por telefono, etc etc etc
Decime como seguimos
Abrazo



Con ese mail, me di cuenta que María del Rosario no iba a ser mi agente editorial por varios motivos. El principal, porque le faltan todos los jugadores. Igualmente y como me debo a mi público, decidí responder asumiendo que podría llegar a conseguir una historia interesante para el blog.


(...) No tengo problema en firmar un contrato, me parece perfecto que cobres por tu trabajo y que las reglas queden claras de antemano. Quería consultarte exactamente cuál sería el trabajo y cuales los honorarios. 

Respecto al trabajo, yo busco una persona que logre que el libro se publique mediante una editorial. Que la editorial se haga cargo del proceso de edición y de los gastos de imprenta. Esa misma editorial se haría cargo en un principio de la distribución del libro. 

Tema honorarios, mi idea principal es lograr publicar el libro, no ganar plata con el mismo. Por otro lado, tampoco perder. Esto para mí es un hobbie y me encantaría llegar a publicar mi novela. Pero trabajo de otra cosa y los recursos que puedo dedicarle son limitados. 

Igualmente creo que con todos los ítems claros de antemano, podemos avanzar perfectamente.

Saludos,

PD: No sé quién es el señor Lopez



María del Rosario respondió 14 días más tarde:




Hola, mil disculpas por la demora en responder. Te comento que el Sr. Lopez es uno de los sobrevivientes de la tragedia de los Andes, escribió un manuscrito con sus memorias del accidente de 1972 y como te comenté, me dejo plantada. Ya esta..pero por eso me gusta aclarar las cosas primero.

Mi trabajo yo lo cobro en el éxito, por ejemplo si logramos que tu libro se venda, me darías un porcentaje de las primeras ventas que es del 5 o 10 % depende de las mismas, por otro lado en el mientras tanto cobro por la gestión de contactarte con editoriales, llamadas por teléfono, etc,  un importe de $ 120 la hora ( te imaginas que no voy a estar todo el día hablando por teléfono.. pero es un trabajo con un costo), y sí alguna pide el manuscrito para leerlo y hay que presentarlo en persona o bien me abonas el pasaje para hacerlo yo, ( vivo a 500 km) o lo haces vos. Tambien están los gastos de las fotocopias, en algunos casos esto se descuenta de las primeras ventas, pero es bastante costoso para mi, como para arrancar y esperar el resultado.

Creo que eso es mas o menos lo que debo aclararte como para que luego no se generen malos entendidos no te parece ?, pregunta ? vos tenes el derecho de tu obra ya registrado ? por el momento no tengo pensado viajar a Bs As, pero si te parece de seguir el trabajo vemos si viajo o no o venís vos.
Un abrazo




María del Rosario es una fenómena. Todavía no habíamos empezado a laburar y ya se estaba organizando sus vacaciones en Buenos Aires. Quiero aclarar que el trabajo del agente editorial se basa en sus conocimientos de la literatura y contactos con las editoriales. María del Rosario no tenía ninguna. Motivo más que válido para continuar con los mails. Le respondí:



Adhiero a todo lo que decís, me parece perfecto que las cosas queden claras de antemano. 
Intenté buscar el libro del Sr Lopez, pero no logré encontrarlo. Logró publicarlo?

Respecto a nuestro proyecto, tengo algunas consultas, disculpa sí parecen reiterativas, es que no conozco tanto como vos del mundo editorial y quería aprovechar tu vasta experiencia. 


1. Cómo comenzaríamos a trabajar? Yo te envío una copia del manuscrito y luego que pasa? En que consiste exactamente tu trabajo?
2. Respecto a los honorarios, me gustaría desglosarlo para poder entenderlo mejor. 
- El 5 a 10% de las futuras ventas, quién lo paga? Es un % de lo que las editoriales me pagan a mí, o del total de la venta o cómo funciona? No me quedó claro ese punto. 
- Los $120 por hora me parecen un monto razonable. Cómo emplearías tus horas? Son solamente llamados telefónicos a las editoriales? O que otras cosas?
- Las obras se entregan en fotocopias o se envían por mail? En caso de ser por fotocopias, tenes que llevarlas vos personalmente o se pueden enviar por correo?

Muchas gracias por todo!

Saludos,



María del Rosario seguía envalentonada, al día siguiente me envió esta respuesta.



Hola Alejandro, buen día. Sí, estas cosas son mejor dejarlas aclaradas desde el principio, aunque con Lopez no resultó .... honestamente no tengo idea pero creo aun no esta publicado.
Respuestas:
1. Cómo comenzaríamos a trabajar? Yo te envío una copia del manuscrito y luego que pasa? En que consiste exactamente tu trabajo?
Seria lo ideal que me mandes una copia del manuscrito para leerlo y saber que tengo para ofrecer. Mi trabajo consiste en eso, leer el manuscrito y buscar las editoriales posibles para que lo publiquen. Por ello te preguntaba si ya tenes los derechos de autor, esto es importante para evitar que te roben la idea, se entiende ?
2. Respecto a los honorarios, me gustaría desglosarlo para poder entenderlo mejor. 
- El 5 a 10% de las futuras ventas, quíen lo paga? Es un % de lo que las editoriales me pagan a mi, o del total de la venta o como funciona? No me quedó claro ese punto. 
Con respecto a este punto, esto yo lo cobraría una vez que se publique el libro, exactamente un porcentaje de lo que te pagan las editoriales, no se si del total de las ventas, ya que en algunos casos solo te publican en un principio 50 libros y si funciona sigue... eso un poco dependerá de como sea el impacto del libro.
- Los $120 por hora me parecen un monto razonable. Cómo emplearías tus horas? Son solamente llamados telefónicos a las editoriales? O que otras cosas?
El tema de la gestión es mas o menos así, debo llamar a editoriales, a veces hasta 3 o 4 por día, generalmente tenes que volver a llamar, etc, etc, por ende yo te diría que seria algo así de $ 120 x 2 horas por día, yo te iría pasando a que editorial llamé y cuantos días, que no serán todos los de la semana. Y dentro de esto estaría también el mandado de correos electrónicos, en algunos casos hay que cargar datos que llevan su tiempo. Para todos los casos yo te iría pasando un listado de a quien hable, con que editorial para que estés en tema y sepas que estoy haciendo.
- Las obras se entregan en fotocopias o se envían por mail? En caso de ser por fotocopias, tenes que llevarlas vos personalmente o se pueden enviar por correo? ...
Esto es relativo, en algunos casos hay que presentarse personalmente, cosa que a mi particularmente se me complica ya que vivo a 500 km, pero si vos lo crees necesario viajare, por ende los gastos deberás pagármelos vos, un promedio de $ 2000 entre pasajes, taxi y comida, sin contar hotel... por eso creo que si hay que ir personalmente debemos estar muy seguros de donde para no quemar cartuchos viste. En casi todas las editoriales te piden el manuscrito por correo, y sí puedo hacerlo yo, sin problema y esto entraría dentro de las horas de gestión.
Bueno espero hayas entendido.. jjajaj parece un manuscrito este mail
Beso




María del Rosario es una genia. Para mi ese mail es fantástico. La aclaración que llenar formularios lleva su tiempo es gloriosa. La amo. Así que le respondí otra vez.



Lo último que te quería consultar sobre los honorarios es si tenes un estimativo del proyecto. Porque no es lo mismo $120 la hora de 5 horas que de 500 horas. Asumo que va a ser algo en el medio, pero para ir teniendo una idea. 
Respecto a los otros costos, si venís a Buenos Aires, yo también tendría que pagar el hotel o podrías ir y venir en el día?
Del tema del porcentaje, usando números de ejemplo, si la editorial me paga a mi $1000, vos cobras entre un 5 y 10% de ese número? 

Ahora yendo al trabajo específico, como calculas que serían los tiempos y la forma de trabajo? Vos le presentas los manuscritos a las editoriales y que pasa después?

Muchas gracias por todo!



Por ahí el último mail ya fue demasiado, María del Rosario no me respondió más. Y yo me quedé triste, añorandola.

Mientras tanto, sigo en la lucha con agentes editoriales. Porque si piensan que María del Rosario es todo, están muy equivocados. María del Rosario es solo el principio. Abróchense el cinturón que el viaje al mundo de los agentes literarios recién comienza y no tiene desperdicio. Esta historia continuará.

Leer Más...

Monday, January 30, 2017

Siempre Pizza

Diálogo con Nacho, sobrino de 3 años y 10 meses.

Yo: ¿Qué vas a ser cuando seas grande?
Nacho: Delivery.
Papá de Nacho: No. Lo que Nacho quiere es andar en moto.
Nacho: No. Los que llevan la pizza.

Leer Más...

Friday, January 27, 2017

Ratas Descubiertas

Previously on YaVeremos: Ratas Encubiertas

Recomiendo leer el post anterior antes de seguir con este.

Fui a la reunión con cierta incertidumbre. En realidad, más bronca que incertidumbre. Bronca por tener que andar pensando en este tipo de cosas. Por no poder concentrarme en lo que iba a hacer realmente y estar obligado a andar pensando en estas cosas. Porque si lo racionalizas, en el peor de los casos ¿cuánta plata te puede llegar a cagar? ¿$20? ¿$30? ¿Entonces, si es tan poca plata, por qué da tanta bronca? Lo que me da bronca no es la cantidad de plata, sino la sensación que te estén cagando y no poder hacer nada. Además, después de más de 10 años y 1200 posts, está más que claro que en YaVeremos no estamos para andar racionalizando las cosas.

Llegué a la reunión. Al ratito llegó Persona A y pidió un café, igual que la otra vez. Yo no pedí nada. Al rato llegó Persona B. Otra vez aclaró que estaba con hambre y pidió una carta para elegir su merienda. En ese momento, se me vinieron a la cabeza todas las alternativas que comenté el otro día. Incluso pensé también en no pedir nada de nada y ver si Persona B pagaba toda la cuenta o no. Pero pensé que eso iba a ser más raro todavía. Si yo no pido nada y Persona B dice "dividimos la cuenta" igual tendría que saltar a decir "che, me estas cagando fenómeno, yo no pedí nada". Pero esta mal visto hacer eso por tan poca plata.

Decidí pedir algo más caro que Persona B y después dividir la cuenta. Porque, para ser pendejos, vas a tener que venir con mucho más que un café con tostadas para ganarme. Y eso hice. Persona B se pidió su café con tostadas, yo fui por una Coca y un tostado al cual le agregué tomate, solo porque me pintaba pagar el recargo por tomate. Comimos. Avanzamos un poco en el tema de la reunión hasta que todo iba llegando a su fin. Pido la cuenta. La moza la trae y la agarro yo.

Misma situación que la última vez. Persona A saca la billetera, Persona B vocifera "de ninguna manera, a vos te invitamos nosotros". Tengo la cuenta en mi poder y empiezo a sacar plata de la billetera. Persona B me pide la cuenta y dice "a ver si cobraron bien... porque a veces se equivocan". Pensé que extraño todo esto, la última vez no estaba preocupado por una equivocación. Cosa de mandinga. Eran $250 en total. $45 de Persona A, $90 de Persona B y $115 míos.

Persona B tiene la cuenta en la mano y empieza a mirar atentamente, con cara de intentar realizar operaciones matemáticas en velocidad en su mente. Yo lo miro y afirmo "Son $250, ¿hacemos $125 cada uno?" El tono de pregunta fue cordial, en realidad lo daba por hecho. Me tuvo que decir que sí. Porque, caso contrario, tendría que haber dicho "cada uno paga lo suyo" y él (al igual que yo la otra vez) no tuve el coraje de hacerlo.

Al menos me saqué la duda. Quedó demostrado que Persona B es tremendamente rata. El pibe divide si gastó más, pero quiere que cada uno pagué lo suyo cuando consumió menos. Es muy rata eso. Muy injusto. No podés pedir todas para vos.

Haciendo cuentas, si yo pagaba lo mío y el 50% del café, era $115 + (50% x $45) = $137,50. Me ahorré $12,50. Y me quedé chocho. Esos $12,50 no valen nada, pero tienen gusto a victoria inigualable. La tenes adentro, Persona B.

Leer Más...

Tuesday, January 24, 2017

Hola Don Pepito

Allá lejos y por los 90s, cuando estaba el 1 a 1 y éramos todos felices y ricos y teníamos muchos dólares y por ende éramos felices y ricos, en el supermercado encontrabas unas galletitas con chips de chocolate que se llamaban Chips Ahoy. Estaban geniales. Y después cerramos la importación y desaparecieron. No así los kiwis, que también aparecieron en el 1 a 1 y después se quedaron.

Durante muchos años solo tuvimos Pepitos. Las Pepitos son las galletitas con chocolate que hay. No son las mejores, no están ni cerca de serlo, pero las compramos igual. Cosa de mandinga. Vas al kiosco y te compras unas Pepitos sabiendo que en realidad no tienen mucho chocolate. El kiosquero también sabe que no tienen mucho chocolate. Hasta el Sr. Pepitos sabe que no tienen mucho chocolate. Pero nadie dice nada.

Hasta que, en el 2012, llegó la salvación. Llegaron las Toddy. Y después se agotaron. Y volvieron. Y se agotaron otra vez. Fue raro eso de que aparecían y desaparecían. Hace un tiempo también aparecieron las Cindor, que son muy parecidas. Ante la inminente competencia de un producto mucho mejor, Pepitos lanzó las Pepitos Extra Chocolate y fue como una estafa. O sea, vos ya tenías que tener chocolate. Y si ahora traes extra chocolate, ¿qué era lo que vendías antes?

En casa a veces compramos Pepitos, aunque yo prefiero las Melba. El otro día estábamos comiendo Pepitos con Flor y pasábamos una galletita tras otra sin ver chocolate. Era pura masa con algún minúsculo punto negro que se escondía en el centro de la galletita y te miraba con pocas ganas de estar ahí. Como que el chocolate no tenía esa sensación de pertenencia con la galletita. Era más bien una cara de “desconozco que hago acá, a mí no me vengan a preguntar nada”.

Sin encontrar el chocolate, Flor le sacó una foto a una de las galletitas y la subió a su Instagram y le preguntaba a Pepitos por dónde había que pasar a buscar el chocolate. Tuvo algún que otro me gusta y respuestas varias de amigas de Flor. Una recordándole que en Santa Fe comía Pepas y no Pepitos y otro acusándome a mí de tacaño por no comprar Toddy.

Al día siguiente, se comunicaron de Pepitos con ella. Le pidieron que les informe el número de lote del paquete sin chocolate (acá pensé en mandar uno al azar, total ninguno tiene chocolate) y el lugar de la compra. Flor lo hizo. A continuación, le pidieron una serie de datos personales, entre ellos un número de teléfono fijo a donde comunicarse. Flor se los dio. Y muchos otros datos personales más, un tanto irrelevantes a simple vista. Flor también se los dio.

Ese el momento exacto donde te acordas de todas las anécdotas que te cuentan de gente que hizo un reclamo a Quilmes y le mandaron 24 cervezas, otro a Cif y le mandaron 20 productos de limpieza y así sucesivamente. Te imaginas con que te van a mandar Pepitos desde acá hasta el fin del mundo. Empezas a vaciar la despensa para tener lugar para las nuevas Pepitos que están por llegar. Tiras latas de Atún y paquetes de fideos. Pones ropa en la baulera. Despejas todo lo que hay debajo de la cama. Gritas “acomoden todo que no hay lugar para las nuevas Pepitos”.

Al día siguiente, otro mensaje de Pepitos. Le dijeron a Flor que habían intentado comunicarse con ella, pero no lo lograron (había una llamada perdida en casa de número privado, tal vez sea cierto, no vamos a dudar de ellos) y le avisaron que, como retribución, le van a enviar un paquete de Pepitos por Oca y va a llegar en 14 días hábiles. También aclararon que el señor cartero de Oca solamente va a pasar dos veces y dejar constancia de su visita. En caso de no estar, hay que ir a buscar el paquete de Pepitos a la sucursal de Oca más cercana.

Solamente pasaron cuatro días, pero no aguanto de impaciencia para recibir un paquete de Pepitos. Uno. Que seguramente tampoco va a tener chocolate. Hay que comprar Toddy, no veo otra solución.

Leer Más...

Monday, January 23, 2017

Ratas Encubiertas

Por esas cosas raras de la vida, de repente te encontras en una situación donde a alguien se le ocurre algo y pensas "que buena idea". Lo volves a pensar, y la idea está tan buena, que abrís la boca y decís "quiero ser parte de esta idea". Decidís involucrarte. Hasta que hay que empezar a desarrollar la idea y ahí te preguntas "¿quién carajo me mandó a meterme en esta idea?" Yo estoy en esa fase.

Resulta que por la idea en cuestión, me junté hace un par de semanas con dos personas. No son amigos, son simplemente conocidos. Entre ellos dos, tampoco son amigos. Decidimos juntarnos los tres en un bar. La negociación del lugar fue ardua, nadie quería ceder. Uno propone un lugar y argumenta "te tomas el subte y llegas" sin tener en cuenta que esa misma persona se puede tomar el subte para el otro lado y "también llegas". Después de mucho pero mucho mensaje por Whatsapp, definimos el lugar y la reunión sucedió a principios de diciembre.

Persona A llegó primera al bar de la reunión y pidió un café. Yo llegué segundo, pedí un agua sin gas. Al ratito llegó Persona B disculpándose por la demora y aclarando que tenía mucho hambre. Persona B se pidió café con leche, tostadas, bebida, merienda, etcétera.

Llegó el momento de pedir la cuenta. Hay que recordar que Persona A estaba en la reunión haciéndonos un favor a Persona B y a mí. Llega la cuenta. Persona A saca la billetera. Persona B exclama fervientemente "de ninguna manera, Persona A, a vos te invitamos nosotros". Vio el total de la cuenta y lo dividió por dos. Resumiendo, yo pagué la mitad de la merienda de Persona B.

A mi nadie me preguntó si yo quería invitar a Persona A. Ni tampoco tuve el coraje suficiente de decir "che, Persona B, el café de Persona A lo pagamos a medias, pero cada uno paga lo suyo". Me quede callado y pagué la mitad.

Es una de esas situaciones donde si decís algo quedas mal o como rata mientras que la otra persona tiene impunidad.


Ahora mi duda. Esta tarde me vuelvo a juntar. ¿Qué hago?
Opción 1: ¿Pido lo mismo que Persona B?
Opción 2: ¿Pido más que persona B y me cobro lo de la última vez?
Opción 3: ¿Pido lo que yo quiero pedir sin importarme que hagan los demás y no me preocupo por el pago?
Opción 4: ¿Pido lo que yo quiero pedir sin importarme que hagan los demás y aclaro que cada uno paga lo suyo?
Opción 5: Ninguna de las anteriores.

Leer Más...

Friday, January 13, 2017

Muy Bien 10

No puedo creer lo mucho que me costó, y todavía está costando, escribir este post. Es el post de los 10 años de YaVeremos. Mucho tiempo. Demasiado. En realidad los 10 años fueron el 26 de diciembre. Lo empecé a escribir una semana antes. Ponía algún párrafo y lo borraba. Hasta que unos días antes, lo terminé.

Hablaba muy poquito de los 10 años y mucho más de mi último año. Se lo mostré a Flor y me dijo que estaba muy bueno y después me preguntó porque habría de publicar algo así. Me quedé con la duda y no lo publiqué. Después no se me ocurrió nada para publicar. Y fueron pasando los días. Hasta llegar a hoy, que me obligo a publicar algo.

Son las 0:30 del viernes. Estoy en el living, Flor se está bañando. Toscana duerme debajo de la mesa. De la nada, pasa una mosca de esas grandes y bien feas, que tienen partes de color verde y hacen mucho ruido. Toscana se altera y le empieza a ladrar. Yo agarro un repasador para matarla. Soy muy bueno matando cualquier tipo de bichos con un repasador. Toscana mira la mosca y le sigue ladrando. Yo hago el primer lanzamiento de repasador, tipo látigo, me creo Indiana Jones, pero fallo. Toscana sigue persiguiendo a la mosca. Mi trabajo es doble. Tengo que matarla y después agarrar el cadáver antes que Toscana, para evitar que se coma la mosca muerta. A veces logro hacerlo, otras gana ella. La mosca desaparece y vuelvo a los 10 años del blog, ahora con Toscana durmiendo en el piso y usando mi pie de almohada.

No quiero hacer un post recapitulando los posts aniversario, ya lo hice al menos otras 8 veces para el cumpleaños del blog y unas 3 o 4 para mi cumpleaños. Tampoco quiero hacer un post poniendo links a los mejores posts, ya lo hice para los 500, 800 y 1000.

Aclarado lo que no quiero hacer, vamos a lo que sí quiero hacer. Ni la menor idea. Se me pasan por la cabeza muchas cosas. Donde estaba cuando empecé esto y donde estoy ahora. Que hice durante todo este tiempo. Que cosas pude hacer gracias al blog y que cosas pude contar acá. Hay muchísimo y, como yo, un poco extremista. Desde el odio profundo de los fracasos del libro hasta la máxima alegría cuando conseguí publicarlo. Desde toda la gente genial que conocí por YaVeremos hasta Flor.

Este post se me está complicando más de lo que me imaginaba. Estoy como medio duro para escribir, no fluye tan fácil como antes. Mientras escribe esto, paro para leer posteos viejos. Algunos me parecen geniales y siento que ya no puedo escribir así. Y me da bronca. Otros me parecen una porquería y tengo ganas de borrarlos.

Casi todos los días me dan ganas de escribir acá. Nunca lo hago. Me pasa algo, se me ocurre algo, me cruzo con alguien y pienso “esto va al blog”. Y después no va al blog. Entonces se me ocurre que debería obligarme a escribir más seguido. Pero si me obligo, pierde el sentido. Se supone que esto lo hago porque me entretiene.

Por ahí me voy a contradecir con lo que puse un par de párrafos arriba y voy a recapitular un poco todo este año. Pero es difícil, como que hay censura. Auto censura. En las cosas buenas, un poco por culpa y otro poco porque sigo con la sensación de que cuando te pasa algo realmente bueno, la gente no se alegra por vos. Vamos a un ping pong. Un párrafo bueno, uno malo. Aunque ya no se dice malo, sino que en las evaluaciones de performance se dice que son ítems a mejorar.

Sin orden en particular.

Bueno. En Agosto estuvimos 3 semanas en Europa con Flor y fueron espectaculares. Recorrimos Ámsterdam, Berlín, Praga, Viena, Atenas y Milán. Pude hacer cosas increíbles. Praga es alucinante. Estar caminando al lado del Partenón es algo que nunca pensé que iba a hacer en mi vida. Praga es, probablemente, la ciudad más linda del mundo donde pude ver Don Giovanni en el mismo teatro que se estrenó hace más de 200 años. Hice un crucero por las islas griegas y nadé en el Mar Egeo. Y, para cerrar, fui a ver un partido en el San Siro.

Malo. Las cosas familiares siguen igual que siempre. Fui al psicólogo casi todo el año, pero creo que quienes deberían ir son todos ellos.

Bueno. Toscana ahora duerme en la cama con Flor y conmigo. (Tal vez esto también sea malo).

Bueno. Excelente año de stand-up. Haciendo durante muchos meses dos shows por semana y fui dos veces a hacer el show a Rosario.

Bueno. Cambié (otra vez) de laburo y estoy en una empresa donde la gente es copada. Y me pagan más que en el anterior.

Malo. Pasó otro año sin que pise el gimnasio ni haga nada por el cuerpo.

Bueno. Estoy metido en una asociación (tal vez sea una secta, no puedo develar cual es) que me permitió conocer muchísima gente tremendamente interesante.

Malo. Casi que no estoy escribiendo más.

Bueno. Estoy con Flor.

Bueno. Terminé definitivamente Espirales (Segundo libro, primera novela) y estoy intentando publicarlo.

Malo. No estoy ni cerca de lograr publicar Espirales.

Bueno. Sigue apareciendo gente con ganas de jugar al Mortal Contest.

Bueno. Vi muchas pero muchas series. Black Mirror de lo mejor que hay. También The Night Of y Stranger Things.

Bueno. Gracias a Whatsapp estoy en contacto frecuente con un grupo de 10 amigos de la época de la universidad. Ahora quedamos desparramados por el mundo: Los Ángeles, Columbus, Owensboro, Madrid, Ginebra, Guayaquil y Buenos Aires.

Que difícil ahora. Al final, me quedaron un montón de cosas buenas y el post deja de tener gracia. Son mucho más entretenidos de leer cuando el protagonista la está pasando mal.

Todos los principios de año me propongo un montón de cosas. Cumplo algunas y otras me miento y las pongo como objetivo nuevamente para el año siguiente. Uno de todos esos objetivos, es escribir más seguido acá. Ojalá esta vez sea cierto. Ya veremos.

Leer Más...

Friday, November 18, 2016

La Caida del Imperio

Durante los últimos años, tuve una relación de amor-odio con el administrador, ese que se parece a Aldo Rico. Sin la parte del amor. Porque es un reverendo hijo de re mil puta. Pero como todo lo bueno llega a su fin, el administrador renunció. No ta más. Fuera, bicho.

Ahora solo me queda recordar todos los grandes momentos que compartimos juntos. Allá por el 2011 cuando quiso subir los intereses de los morosos y no lo dije. O toda la historia cuando quiso poner una entena de Movistar en la terraza y tampoco lo dejé. (Antenitas de Vinil capítulos 1 y 2). O como cuando apareció la mancha de humedad, y arregló una cosa que no era, después otra que no era y finalmente le gané y tuvo que arreglarme la bañera y pagarlo. Ale 3 – Administrador 0. Y ahora no estás más. La tenes adentro, Aldo Rico.

Igual el motivo del post no es recordar grandes momentos con mi amigo Aldo, sino contar como fue la renuncia. Y como todas mis historias son largas, se van de tema y se llenan de detalles intrascendentes, prepárate porque ahora se viene una más de lo mismo.

Todo comenzó hace bastante tiempo ya en una reunión de consorcio, allá lejos por Agosto 2014. En la cual estaban presentes el contador y Marcela. El contador es un tipo que tiene su oficina en el primer piso y, obviamente, se recibió de contador. Entonces hay que respetarlo mucho. En las previas a las reuniones de consorcio, todos decían, “ojalá venda Adolfo, porque es contador”. Creo que debe ser la única vez en la historia que alguien dijo esa frase. No me imagino entrando a una fiesta electrónica o por empezar un partido de futbol y alguien diciendo “ojalá venga Adolfo, porque es contador”. También estaba Marcela, quien es una mina, como decirlo, un tanto impulsiva. Y fue la misma que en un momento quiso alfombrar el palier. En fin.

Esa reunión fue tensa. Se generó un diálogo interesante entre Adolfo y Aldo Rico.

Adolfo: Escucheme, usted se hace el correcto, pero acá le está pagando cosas de electricidad en negro al encargo. ¿Cómo lo justifica?
Aldo Rico: Le doy para que haga algún arreglito por $300. Si no hay que llamar a un electricista que solo por venir les va a cobrar $700.
Adolfo: Claro, se hace el correcto. Quiero ver las cuentas.

Y Aldo Rico lo invitó a ver las cuentas. También discutieron porque del pago de un seguro médico para los porteros. Rico explicó que es por el chequeo anual obligatorio. Adolfo dijo que no es cierto, que para eso está el preocupacional. Y cosas del estilo. Porque a pesar que Aldo Rico es un pseudo-profesional de la administración de consorcios, Adolfo resolvió que él sabe más del tema.


Conté todo lo otro para contar lo que sigue. Porque hubo muchas pero muchas peleas esa tarde noche en el palier del edificio. Todas peleas que no llevaron a ningún lado. Así llegamos a octubre de 2015. Un año había pasado de la última reunión y nos volvimos a juntar. Mismos personajes. Mismos temas de peleas, aunque exacerbados porque hacía un año que los propietarios tenían reclamos que Aldo Rico no respondía. Y nos encontramos con diálogos como el siguiente.


Adolfo: Usted sigue pagando cosas en negro y no tenemos comprobantes.
Aldo Rico: Los comprobantes se encuentran a su disposición en la administración.
Adolfo: No tuve tiempo de ir a verlos.
Aldo Rico: En la reunión del año pasado usted me dijo que iba a venir.
Adolfo: No tuve, tiempo, yo trabajo para pagar las expensas que bastante caras están.
Aldo Rico: Ya paso un año.


Tengo que darle el punto a Aldo Rico. Porque Aldo Rico es un sorete de ser humano y me cae muy mal, pero Adolfo el contador no está muy lejos en la escala social. Recapitulemos. Adolfo se queja que no están los recibos. Aldo Rico lo invita a ver los recibos. Adolfo no va a ver los recibos. Un año después, se vuelven a ver y Adolfo se queja que no están los recibos y que no fue a verlos porque no tuvo tiempo. O sea, en un año no tuvo tiempo. Un año entero. Adolfo en un año entero, no tuvo dos horas para dedicarse a ver algo que él mismo reclama. ¿Qué se hace con esa gente? Para mí, hay que matarla.

Hubo otros diálogos interesantes. Por ejemplo, Aldo Rico dijo que teníamos que sacar al vendedor de frutas de la puerta del edificio (si, un tipo vende frutas en la puerta del edificio) porque los de la embajada (en frente del edificio hay una embajada) se quejan y van a hacer una denuncia. Ni idea como derivamos en esto. Entonces, Adolfo, con mucha vehemencia dijo “que los de la embajada se preocupen por su cuadra, porque eso es tierra de nadie”. Un crack Adolfo. Es de esos que levanta el dedo y dice lo que tienen que hacer otros. Por ejemplo, los de una embajada. Pero el tipo no mueve un dedo para nada.

Marcela también se puso a discutir con Aldo Rico, y también por cosas importantes. Aldo le dijo que un vecino se quejó porque ella le da de comer a las palomas en su balón. Ese fue un punto de inflexión. Marcela se enojó mucho y a los gritos le dijo a Aldo que ella le da de comer a quien quiere y donde quiere y Aldo jamás le va a prohibir a ella ni a nadie alimentar a las palomas en su balcón.

Las peleas con Marcela fueron escalando hasta el punto donde Aldo resolvió renunciar. Si señores, Aldo renunció. Argumentó que él no está para aguantar este tipo de cosas.

Yo le hice una sola pregunta a Aldo, pero no me la respondió. Fue acerca de una obra que se hizo en el edificio para la cual se gastaron los $30mil que había en el fondo de reserva. Mi pregunta fue como habíamos conseguido un fondo de reserva si nunca pagamos expensas extraordinarias y en las expensas ordinarias no hay ningún ítem que diga “fondo de reserva”. Aldo resolvió no contestarme.

A Adolfo no le pareció importante investigar sobre el tema. Por ahí el contador faltó a la facultad el día que enseñaron que si hay $30mil de la nada, tal vez antes había mucho más y ahora desapareció. Cosa de mandinga.

Cuestión, Aldo renunció. Aldo se fue. Aldo se escapó de mi vida. Este debería haber sido un momento de alegría. Si no fuera por una Ley de Murphy que dice que nunca se está lo suficientemente mal como para no poder estar pero.

Adolfo se convirtió en presidente del consejo de administración y puso una administración nueva. Y esta administración resultó todavía peor que la anterior. Tan pero tan mala, que con mucho dolor voy a tener que volver al consejo de administración.

Esta historia continuara.

Leer Más...

Friday, November 11, 2016

Vamos por Partes

Lo que sigue es una continuación al post Seguro de Vida. Recomiendo leer esa historia antes de seguir con esta.

El otro día estaba en un asado y conocí a una chica. Empezamos a hablar y resultó que era actuaria y trabajaba en una empresa de seguros de vida. Leyeron la parte de que conocí una chica y pensaron que este iba a ser un post acerca de levantarme minas y todas esas cosas. No. Este es un blog serio. Carajo mierda. Aproveché para preguntarle todas las dudas que habían quedado pendientes de aquel post.

El primer caso, la muerte por accidente de auto. ¿Por qué paga más?
Me contestó que no hay una explicación actuarial de por qué "vale más" un accidente de autos que cualquier otro accidente. La diferencia es en percepción del "consumidor" que se siente más expuesto a esto que al piano en la cabeza.

O sea, te pagan más porque es lo que queres escuchar. Con lo cual podríamos asumir que los principales clientes del producto son mujeres, a quienes hay que decirles lo que ellas quieren escuchar. Pero eso es otra historia para otro post. No me voy a meter ahí ahora.

El siguiente punto del que hablamos fue el valor de las partes del cuerpo. Y si, existe esa listita de supermercado con el porcentaje adjudicado a cada parte del ser humano. Y si, le pedí una copia de la lista. Y acá se las comparto.

Por la pérdida
- la vista de ambos ojos 100%
- ambas manos o de ambos pies 100%
- la vista de un ojo 40%
- brazo derecho 65%
- la mano derecha 60%
- brazo izquierdo 52%
- la mano izquierda 48%
- una pierna 55%
- un pie 40%
- dedo pulgar de la mano derecha 18%
- dedo pulgar de la mano izquierda 14%
- dedo índice de la mano derecha 14%
- dedo índice de la mano izquierda 11%
- dedo medio de la mano derecha 9%
- dedo medio de la mano izquierda 7%
- dedo anular o meñique de la mano derecha 8%
- dedo anular o meñique de la mano izquierda 6%
- dedo pulgar del pie 8%
- cualquier otro dedo del pie 4%

Los porcentajes corresponden al valor que hayas asegurado, obviamente.

La lista viene con determinadas aclaraciones. La primera pregunta es qué pasa si el asegurado es zurdo. En esos casos, se invierte el porcentaje entre brazos y el izquierdo pasa a valer más que el derecho. Únicamente se invierten porcentajes de extremidades superiores. Porque no importa si sos zurdo o diestro, los ojos valen los dos lo mismo.

Hay otro detalle mucho más importante y es que la suma de los porcentajes podría llegar a resultar en un valor mayor al 100%. Por ejemplo, imagínate si estas en un terrible accidente en el cual perdes los dos ojos (con eso llegaste al 100%) y además el brazo derecho (vos sos diestro) y la pierna izquierda. Tremendo y extraño accidente. Realmente horrible. Prefiero no hablar del tema. No quiero entrar en detalles de eso. Por favor se los pido. Por favor.

Tenemos 100% de los ojos, 65% del brazo derecho y 55% de la pierna izquierda, sumamos un 220%. Si te habías asegurado en $100.000 ahora deberían darte $220.000. Pero no es así. No señor. No seas angurriento. Este es otro caso de promoción no acumulable. Lo máximo que te dan es un 100%. Igual, tener una a favor. En caso que la suma llegue al 80% ahí se considera incapacidad total y te pagan el 100%. Como cuando la aseguradora del auto te da "destrucción total". Lo mismo.

También hay detalles sobre que se considera perdida de miembro y en que falanges se considera todo el dedo y que solo una parte del dedo. Mejor prevenir este tipo de cosas. Reglas claras conservan la amistad, por eso los de la asegurado piensan en todo. Porque capaz que vos perdes una falange de un dedo no muy importante y vas con toda la ilusión a cuestas a cobrar el 6% que te corresponde y solo te dan el 3%. Hay que informarse antes de andar regalando falanges por ahí.

La suma de los porcentajes dentro de la misma extremidad no me gustó mucho que digamos. Por ejemplo, tu mano izquierda (si sos diestro) vale 48%. Ahora, todo el brazo, vale 52% En ese caso, solo por un 4% me parece que te conviene quedarte el brazo. Lo de la pierna ya es otro cantar. El pie tiene un valor de 40% mientras que pierna entera vale 55%, creo que por un 15% ya vale la pena considerarlo. No te digo que agarres viaje de una, pero al menos mantene la idea presente y una mente abierta.

Este es el momento en que todos releen la lista y se pregunta qué pasa con los órganos sexuales. No están. No entran en este tipo de aseguradoras.

Una de las ultimas dudas que tuve es cada cuanto se renueva la lista. La actuaría me dijo que casi nunca, es un standard de industria.

Lo más importante que tienen que saber es que para el cuerpo como para el resto de las cosas de la vida, las promociones no son acumulables. Y mucho más importante que eso, es saber que si tenes planes de perder partes del cuerpo, asegurate de tener la cuota al día.

Leer Más...

Monday, October 10, 2016

Patín Pata Pata

Con el paso de los años, te vas poniendo más viejo. Y cuando te pones viejo, comienzan los problemas de viejo. Son esos problemas que antes no tenías, o no te afectaban, y de golpe pasan a ser tremendos conflictos que aquejan fervientemente tu salud y bienestar. Por algún motivo misterioso, el incordio más grande que agobia a los viejos es el potencial tiempo de espera del taxista. Si sos viejo y pedís un taxi, es absolutamente indispensable esperarlo en la calle para que el taxista no pierda ni un segundo. No importa si faltan 15 minutos para que llegue, o si llueve, o incluso si el operador de la agencia de radio-taxi te llamó para avisarte de un imprevisto que va a causar una demora extra. Nada de eso importa. Si sos viejo y pedís un taxi, tenes que esperarlo en la calle. Es la ley.

Otro problema de viejo es que te duela más de una cosa a la vez. No pensé que eso podía suceder, pero sucede. O que te duelan cosas que no te dolieron nunca. Y eso fue lo que me pasó. Fue hace unos días. Me desperté en el medio de la noche con un tremendo dolor del dedo pulgar del pie izquierdo. Nunca jamás pensé que me iba a doler el dedo del pie. Menos que menos para despertarme debido al dolor. Y, para peor, tuve que ir al podólogo.

Puse en Google "podólogo" y mi barrio. Como primer resultado apareció uno que se llamaba Podóloga UBA Dr Scholl's. UBA vendría a ser la Universidad de Buenos Aires y asumo que ahí es donde estudió el Señor Podologo. Y Dr Scholl's una marca de productos podológicos que hace de sponsor de este lugar. Esto me generó dos dudas. La primera si podología es una carrera y, en caso de serlo, si puede uno diplomarse de la misma en la Universidad de Buenos Aires.

La respuesta es sí, existe una carrera de podología y se estudia en la UBA. Es algo increíble. Porque, como toda carrera de la UBA, hay CBC. Si queres ser podólogo, tenes que aprobar el CBC. Para después cursar tres años de tecnicatura en podología. Pero los señores podólogos, no conformes aún, se están manifestando activamente para cambiar la tecnicatura en podología por una licenciatura en podología. La ambición de estos buenos señores es que estudiar tres años más un CBC no son suficientes. Hay que estudiar más. Hay que ser licenciado. Entonces pasaría algo un tanto extraño. Ponele que entras al podólogo y decís "vengo a ver al podólogo" y el podólogo te responde "digame licenciado". Licenciado. ¡Licenciado! ¿Me estás jodiendo?

Nota del autor. En el parrafo anterior, cuando dije "manifestandose activamente" quise decir que hay un grupo de Facebook de podología en la UBA que tiene 2837 "me gusta" y que cambiaron su foto de portada por una que dice #LicenciaturaEnPodologia Proyecto 2017. Les pido por favor que no los subestimen. Esa foto fue subida el 16 de Septiembre y ya cuenta con, atención, 41 "me gusta" y fue compartida 21 veces. Además, hay un comentario que dice "Muy buena noticia para la podología UBA !!"

Me apasioné con el tema de la tecnicatura en podología y leí todo el plan de estudios. Por ejemplo, hay una materia que se llama Podología Legal y Deontología. Tuve que googlear deontología porque no sabía lo que era. Dice Wikipedia: La ética profesional o deontología (del griego δέον "debido" + λόγος "tratado", término introducido por Jeremy Bentham en su Deontology or the Science of Morality, "Deontología o Ciencia de la moralidad", 1834) es una rama de la ética cuyo propósito es establecer los deberes, obligaciones y éticas que tienen que asumir quienes ejercen una determinada profesión. Estamos en condiciones de asumir que hay temas éticos y legales de fondo que no sabemos cuáles son, porque no encontré la descripción de la materia. Pero si necesitas una materia que meta la ley para ser podólogo, es que algo muy turbio debe haber en el no muy apasionante mundo del cuidado de los pies.

Dentro de las materias electivas, aparecen "ingles técnico" y "portugués técnico". Por técnico, asumo que debe querer decir los términos apropiados para la profesión. O sea, callo, uña encarnada, pie plano y cosas del estilo. Porque mira si llega a caer un muchacho inglés con una dolencia en su pie a tu consultorio podológico y vos no podes atenderlo por desconocer los fundamentos técnicos básicos del idioma. En la UBA piensan en todo.

Tengo una idea genial. Una idea que va a valer un millón de dólares. Vieron esa App que con la cámara enfocas una palabra en otro idioma y te la traduce al tuyo. Los podólogos tendrían que tener lo mismo, pero en vivo. Por ejemplo, entra el mismo muchacho inglés con la dolencia en el pie a tu consultorio y, como vos tomaste la materia selectiva de portugués y no sabes inglés, no lo podes atender. Pero momentito. Haciendote valer por señas, le indicas que se recueste en la camilla, se saque los zapatos y medias y te muestra los pies. Vos sacas tu celular, pones la App y enfocas el pie. Y haces un primer plano en el tremendo juanete y la App reconoce el juanete y te muestra como se dice juanete en el idioma que quieras. En ingles se dice bunion. Ahí le preguntas "¿bunion?" y el muchacho inglés de la dolencia en el pie te responde "yes, bunion" y problema solucionado gracias a la tecnología. Que maravilloso que es vivir en este 2016.

Mi segunda duda es el Dr Scholl's en el nombre del consultorio podológico. Dr Scholl's fue fundada en 1906 por, como pueden asumir, el Doctor Scholl's. Un joven yanqui del estado de Indiana que, con las herramientas de su abuelo, arregló zapatos cuando era joven. Luego estudio medicina. Y en algún momento decidió combinar su pasión por arreglar zapatos con sus conocimientos médicos y creo su empresa. A cada uno le viene la inspiración por donde le viene. A Newton le cayó una manzana en la cabeza, el Dr Scholl's arreglaba zapatos de su abuelo. Quien soy yo para andar juzgando.

El Dr Scholl falleció en 1968 y su empresa se vendió a una farmaceutica llamada Merck & Co. En el 2014, Bayer compró un paquete de empresas a Merck & Co -entre las cuales se encontraba Dr Scholl's- por 14mil millones de dólares. Nada mal para el pibito que le arreglaba los zapatos al abuelo.

Igual me gustó lo del nombre de la marca para el consultorio. Así como los Oscar se entregan en el Dolby Theater o San Antonio Spurs juega en el AT&T Center, el podólogo le puso Dr Scholl's. A mí me encantaría que este blog se llame Ya Veremos Pepsi Blog, pero no pudo ser. Una vez estuve cerca de venderlo, acá toda la historia. Pero no paso nada. Igual, si leen la historia, van a comprobar que no estuve nada cerca de venderlo.

Conté todo lo anterior para contar lo siguiente. Fui al podólogo. Me atendió una vieja muy mala onda. Me resolvió un poco lo de la uña encarnada. Me cortó las otras nueve uñas. Me pasó una especie de lija o torno por el talón. Me puso cremita. Me pasó "medicamento" (sic) con algodón por todas las uñas y otras cosas entre los dedos. Me sacudió $260 y me dijo que vuelva en cinco a seis semanas. Odio tener problemas de viejo. En cualquier momento vuelvo al podólogo.

Leer Más...

Friday, September 30, 2016

El que Pinta con Techesco

Hace unos meses, se vendió el departamento de abajo del mío. Poner guita en un departamento en esta época habla muy bien de las finanzas del nuevo propietario. Se ve que le gustó mucho el departamento como para tamaña inversión. Eso pensé al principio. Pero después comenzaron a aparecer albañiles que martillaban y picaban cosas todo el día. Todo el puto día los albañiles martillando. Durante dos meses.

Cuando terminó la obra del de abajo, se vendió el departamento de al lado mío. Y tuve miedo que empiece una nueva obra. Me crucé con el nuevo propietario en el ascensor, le di la bienvenida al edificio y trate de mostrarme lo más amigable posible. Es importante hacerse amigo de los vecinos nuevos. Preferentemente, que la amistad dure un poco más que con los otros vecinos. Hablamos un rato y me contó que no tenía planes de hacer ninguna obra. Solo pintar y mudarse. Fue alegría pura.

Le mandé un mensaje de Whatsapp a Flor, que estaba en la facultad. Le dije "te tengo una buena noticia y una mala. La buena es que el vecino nuevo no va a hacer obra, la mala es que se parece mucho a Ryan Gosling".

Cuando Flor llegó a casa unas horas más tarde, estaba regocijante de alegría. No podía contener la sonrisa. Casi que movía más la cola que Toscana. Porque Ryan Gosling es, en su cabeza, su permitido. Obviamente que no tenemos permitidos ni creo en esa estupidez. Pero ella sí. The Notebook es, por algún misterio extraño, pornografía femenina. Todas se mueren por esa película. Que, convengamos, no es gran cosa. Desconozco porque les gusta a todas. Si es porque se mueren el mismo día los viejos o que se yo. Pero no está buena la película. No es tan mala como la porquería de los Tenenbaum, pero lo intenta.

Sin decir "hola", Flor se puso a hablar. Me dijo que apenas le mandé ese mensaje, se lo mostró a sus compañeritas de facultad y para todas era una noticia genial, que no entendían como podía yo decir que era una mala noticia. A continuación le reenvió el mensaje a sus amigas de su pueblo natal y ahí todas se volvieron locas. La respuesta más suave fue "me mudo con vos" y de ahí hasta "me quiero garchar a tu vecino" pasando por todas las alternativas en el medio.

Flor siguió hablando de sus planes con el vecino, de que técnicamente tal vez cuente como su permitido y necedades varias. Habló por varios minutos más y de repente se cayó la boca. Me miró fijo y me dijo "¡Para! ¿No se parece nada a Ryan, no?" Yo no contesté. Ella siguió hablando. Se insultó a si misma por haber caído. Pero a la vez, me seguía preguntando si el vecino se parecía o no se parecía a Ryan. Yo le decía que sí. Entonces me pedía que se lo jure. Yo le decía que no. Entonces no me creía. Y volvíamos a empezar. Así estuvimos casi tres semanas. Tres semanas donde todos los días me preguntaba si el vecino era o no era parecido a Ryan. Fue genial. Hasta que un día Flor se lo cruzó en el ascensor. Y no, el vecino no se parece a Ryan Gosling. Pero que placer que fue para mí. Esos son mis permitidos.

La cosa es que cuando Ryan tenía todo listo para mudarse, a la mina que vive en el departamento justo debajo del suyo se le inunda el departamento por un caño que pasaba debajo del piso de Ryan. Nuevamente albañiles. Que picaron y rompieron todo el piso del departamento hasta localizar la perdida. Entonces Ryan dijo, ya que estamos, cambio el piso. Y después dijo, ya que estoy cambiando el piso, también arreglo la pared del dormitorio que tiene humedad. Y el baño. Y la cocina. Y el otro baño así quedan los dos iguales. Y el balcón. Y la re concha de la re puta madre de Ryan, quien hace cuatro meses que está en obra y los obreros martillan todos los días, incluyendo los domingos.

En otro orden de cosas, el techo de mi baño tiene hongos. Por ahí vos tenes hongos en los pies, bueno, yo los tengo en el techo del baño. Cada uno con sus hongos donde quiere, sin andar ventilándolo por ahí. Tengo que pintar el techo. Todo lindo, si no fuera por el petit detalle que no se pintar el techo. Todos te cuentan que es una tontería, pero nadie se ofrece a hacerlo. Y, la verdad, yo no tengo ganas de hacerlo. Un día, me crucé con el pintor de Ryan, que se llama Roberto. Un tipo muy macanudo. Le conté la situación y él se ofrecía a hacerlo por la módica suma de $700, materiales incluidos. Debería haber aclarado que los materiales eran incluidos por Ryan, porque obviamente los iba a tomar prestados de ahí. Pero no dijo nada. Roberto tenía que venir a pintar. Pero no venía. Y entonces quedábamos para otro día. Pero Roberto tampoco venía. ¿Y Roberto? Roberto no está, Roberto se fue. Mientras tanto, la obra de Ryan continuaba.

El lunes me crucé a Ryan en el ascensor y le pregunté por Roberto, me dijo que había desaparecido. Se ve que el pintor vendría ser como un súper héroe, que aparece y desaparece. Solo que es al revés que los súper héroes, porque Roberto desaparece cuando lo necesitas. Ryan sabía que Roberto iba a pintar el techo de mi baño e hicimos el chiste que iba a usar su pintura. Yo me ofrecí a pagársela. Ryan me dijo "Hagamos otra cosa, en casa tengo dos albañiles ahora trabajando y les pago por día. Les digo que cuando tengan un rato libre, se crucen a tu departamento y pinten el baño, yo lo pago. Es lo menos que puedo hacer después de todos los ruidos". Le dije que no hacía falta, él insistió y quedamos así.

El martes vienen los albañiles y observan el baño. El miércoles vuelven los albañiles, limpian el techo del baño con lavandina y me mandan a comprar dos litros de pintura. El jueves, llegan los albañiles a pintar. Les doy el primer pote de un litro de pintura (el otro queda para la segunda mano) y ellos van al baño a pintar. Dejan la puerta abierta y se ponen a hablar. Dicen cosas como "mira que rata, le dije que compre dos tarros de pintura y compró solo uno" y sigue con "al final tenemos que pintar esto porque Ryan (dijeron el nombre verdadero, pero no puedo develarlo) hizo mucho ruido con la obra y se quiere disculpar" y el otro responde "y este agarró solo para ahorrarse los $500 de pintura, mira qué tipo miserable".

Y me dio mucha bronca. Tenía a dos albañiles en mi casa, insultándome y encima como si yo no los escuchara. Todo porque tenían que laburar gratis algo que en realidad pensaban cobrar extra. O sea, ellos estaban cobrando por ese día de laburo, pero Ryan les arruinó el currito de tener un plus y el miserable soy yo. Tengo muchas ganas de decirles algo, pero está mal. Sí, está mal decirlo. No debería decirlo. La discriminación está mal. Tentadora, pero mal. La puta madre que los parió.

Leer Más...

Monday, August 29, 2016

Razonando fuera del Recipiente

Hace dos años conté con Flor nos íbamos a ir de vacaciones a Europa y que le iba a dar un anillo de compromiso en la Torre Eiffel. Efectivamente nos fuimos de viaje, escribí un post sobre todo el trayecto en avión, otro sobre Madrid, otro sobre Barcelona y no escribí más. La razón de eso es que los posts no estaban muy buenos y no comentaba nadie. Bah, en realidad, y con poca humildad, les digo que si estaban muy buenos. Lo de que no comentaba nadie si es cierto.

La razón para la escases de comentarios es simple, a nadie le interesa cuando el otro la está pasando bien. Como que si vos estás acá, a las puteadas en tu laburo y yo te cuento que para ir a ver el David había mucha cola o que la Capilla Sixtina en realidad no es gran cosa, no te va a brotar amor de los poros hacia mí. Entonces, las historias de las otras ciudades quedaron en borrador y jamás vieron la luz del ciberespacio.

Todo eso fue hace dos años, ahora volvemos a la actualidad. Por un tema de calendario académico, solo podemos ir de vacaciones en Enero o en Agosto. Yo cambié de trabajo en Octubre, por ende en Enero no nos fuimos a ningún lado. Bueno, en realidad fuimos al pueblo natal de Flor a pasar las fiestas, pero no lo cuento como vacaciones. A pesar que esas dos semanas en Santa Fe dejaron más historias para el blog de lo que cualquiera se podría llegar a imaginar.

Por Abril de este año, estábamos considerando lugares para irnos de vacaciones. Donde dice "lugares" quise decir "lugares baratitos". Porque, sin meterme en política y a pesar que las vacaciones iban a ser en el segundo semestre, en casa no se tira manteca al techo. Ni en forma literal ni metafórica. Viendo los precios de las cosas, decidimos suspender las vacaciones por el año 2016.

Hasta que llegó Mayo y, con él, el Ciber-Monday y las mega-ofertas de internet. Entre las ofertas, aparecía una de Lan, prometiendo un 35% de descuento en pasajes a Europa pagados con Kilometros Lan. Con los kilómetros que yo tenía, alcanzaba para dos pasajes gratis a Europa. Entonces, tuve el siguiente dialogo con Flor.

Yo: Con Lan nos alcanza para dos pasajes gratis a Europa
Flor: ¿Y?
Yo: Y que tenemos que ir a Europa, porque tenemos pasajes gratis.
Flor: Buenísimo, pero no tenemos plata para todo el resto.
Yo: Vos no entendes, tenemos pasajes gratis a Europa para ir en Agosto.
Flor: No podemos ser tan cabezas de ir a Europa cuando todavía tenemos deudas en las tarjetas de crédito por el casamiento.
Yo: Pensalo diferente. Podemos tener mucha más deuda en la tarjeta de crédito e ir a Europa con pasajes gratis.

Con mi razonamiento Homero Simpson, la convencí y nos fuimos a Europa. Y ya volvimos. Y me quiero ir otra vez porque volver de vacaciones es una reverenda cagada.

Leer Más...

Monday, May 9, 2016

Amores Perros

Estoy paseando a Toscana. Paso por un bar, donde hay un tipo tomando solo, sentado en una mesa afuera. Lee el diario. Debe tener unos 60 años. Al lado de su mesa y acostado en el piso, un perro Labrador enorme. El perro totalmente tirado, con ganas de nada.

Toscana lo ve, se le acerca, lo huele y de repente... se tira boca arriba y bien abierta de piernas. Toscana es así, es fácil y directa. Ve un perro que le gusta y se abre de patas sin dudarlo. Los labradores están en general entre sus preferidos. Porque ella no se abre de piernas con cualquiera, ella en general busca perros grandes y con pedigree.

Ante una señal tan directa, el labrador se levanta y comienza a oler y lengüetear la entrepierna de Toscana. A los bifes, digamos. Menos mal que Toscana ya está castrada, sino tendría como 20 crías en casa.

Me quedo parado, sosteniendo la correa mientras espero a ver qué sucede con la situación. El tipo de la mesa mira los acontecimientos y me dice "yo veo esto y siempre pienso lo mismo, ojalá las minas fueran así de fáciles". Lo miré en silencio. Ese silencio quería decir "por favor señor dueño del labrador, realmente no estoy con ganas de ponerme a hablar de la facilidad o no facilidad de las mujeres en este momento ni asociar una especie de sexo oral entre perros con la posibilidad de tener relaciones sexuales con otro ser humano, voy a agradecer mucho que cambiemos de tema". O algo parecido. Pero el tipo interpreto que mi silencio era pie para que pudiera continuar con su teoría. Y siguió diciendo "la perra lo ve y se abre de gambas, ¿te imaginas si las minas se abrieran de gambas tan fácil? Sería genial esto".

Decidí que lo mejor iba a ser contradecirlo. Entonces comencé mi misión.

Yo: Las minas son igual de fáciles. (Lo dije con mucha autoridad en el tono)
Dueño del Labrador: ¿Cómo? (Me respondió con cierto titubeo, sin entender lo que le estaban diciendo).
Yo: Y si, las minas se abren de gambas (imitando su expresión) igual que los animales. Lo único que necesitas tener, es algo que ellas quieran.
Dueño del Labrador: ¿Qué? ¿A ver, qué tengo que tener?
Yo: Eso no lo sé, porque depende de cada mina. En algunos casos puede ser guita, el auto, el trabajo, fama, carisma, personalidad. Algo. Depende de lo que esté buscando cada mina.
Dueño del Labrador: No es así. Yo tengo auto, laburo y guita, pero no consigo lo que quiero.
Yo: Depende siempre de que estés buscando.
Dueño del Labrador: Yo busco una mina de 35-40. ¿Viste esos miñones de 35 que están tremendas? Bueno, busco una así. El tema es que esas buscan tipos de hasta 40-42 y yo tengo 62.

Ahí me di cuenta del problema. No es la diferencia de edad, sino que no gana la suficiente guita. Porque si queres una mina que tenga 27 años menos que vos y no le importe la diferencia de edad, tenes que ganar muchísima más guita de la que ganas, señor pervertido dueño del labrador que está lengüeteando a Toscana. Pero no se lo dije. Solo sonreí con cara de circunstancia, esperé a que Toscana termine y seguimos paseando.

Leer Más...

Monday, March 21, 2016

Frases que no voy a Olvidar

Mayo de 2010, publiqué un post que se llamó Oído al Pasar. Copié un diálogo que me había parecido gracioso. Luego se convirtió en una sección, que duró menos de 30 posts.

En Agosto 2012, alguien creó en Facebook la página La Gente Anda Diciendo y hoy tiene casi 7 millones de seguidores. Si, 7 millones. Uno de cada 6 argentinos los sigue. Y además sacaron un libro. Bueno, yo también saqué un libro. Pero el mío no lo compra nadie. Eso es otra historia. Otra más, de cuando soy un visionario.

Ahora quería decir algo similar a oído al pasar. Pero no exactamente lo mismo. Es más bien un "jamás en mi vida pensé que iba a escuchar esta frase". Como la de "le voy a sacar la batería a la silla para que no pese tanto". Esta vez, fue otra. Aunque igual de increíble.

Domingo, alrededor de las 4 de la tarde. Estaba por los bosques de Palermo, paseando a Toscana. Ella corre libremente. Me encontré con un tipo de unos 30 años, vestido con jean y camisa, con varios botones desabrochados que mostraban sus tatuajes en el pecho y en los brazos. Muchos tatuajes, algo así como los de Francisco, El Estampado. (N. del A: Daniel Rabinovich en Las Majas del Bergantín).

Este muchacho tenía un perro que estaba jugando con Toscana. Le pregunté por el nombre del cuadrúpedo, me respondió "Chávez, como el comandante". Decidí que lo mejor era no hablar de política. Ni decirle que el único comandante es el Che. Como los idiotas que dicen La Trilogía al bofe del Señor de los Anillos. La única trilogía es Star Wars. Punto.

Toscana jugando con Chávez lo más bien. Iban, venían, corrían, todo genial. Es muy útil que corra con otros perros para que gaste energías. De repente, de la nada, el tatuado me dijo "bueno, voy a seguir caminando" y se fue con Chávez. Nos quedamos Toscana y yo solos. Apareció otro perro, jugó un ratito y unos 15 minutos más tarde, volvió a aparecer Chávez, que venía corriendo muy contento para jugar con Toscana. Llego el tatuado y me dijo una frase que nunca había escuchado en mi vida y dudo mucho que vuelva a escuchar. Me dijo "fui a ver si ya habían llegado los trans para comprarles coca".

Leer Más...

Thursday, January 7, 2016

A la Grande le Puse Cuca

Flor, Toscana y yo pasamos las fiestas en el pueblo natal de Flor. A diferencia de todas las veces anteriores, esta vez nos quedamos en la quinta del tío de Flor. Está en las afueras. O sea, eso dicen los que viven allá, porque les encantaría creer que su pueblo tiene afueras. No, no tiene afueras. Sepanlo. Si está a 20 cuadras de tu casa, no es las afueras. Estamos solo los tres en la quinta, con parrilla, jardín y pileta. Impecable todo. Bueno, luego hubo unos pequeñísimos inconvenientes, pero este post es sobre otra cosa.

Una mañana, me levanté y en la pileta de la cocina encontré un vaso lleno de agua y, en el agua, una cucaracha boca arriba, tipo haciendo la plancha. La cucaracha estaba muerta en el vaso de agua. Desconozco como llegó hasta ahí. Yo no la puse, no pensaba sacarla. Por mí, que quede en el agua. Fui a la pileta y me quedé sin hacer nada.

Cuatro horas más tarde...

Flor: Anda a tirar la cucaracha que está en el vaso de la cocina.
Yo: No, anda vos.
Flor: Vos sos el hombre.
Yo: Vos sos la mujer.

¿No querían igualdad ustedes? Mucho #NiUnaMenos, pero aparece una cucaracha y hasta reivindican a Barreda con tal de no matarla ustedes. Decidí hacerme hombre y tirar la cucaracha. Fui a la cocina, la cucaracha seguía muerta haciendo la plancha. De a poco empecé a dar vuelta el vaso. Mi estrategia consistía en sacar el agua y cuando quede solo la cucaracha, tirarla a la basura. Quería evitar a toda costa tener que agarrarla con una servilleta.

Mientras estoy tirando el agua, la cucaracha se empezó a mover. Si, se movía. Estaba viva. La muy hija de puta estaba viva. La cucaracha estuvo al menos seis horas en un vaso de agua, sin moverse... y estaba viva. ¿Cómo carajo estaba viva?

Con rapidez de reflejos, velocidad y destreza, di vuelta el vaso y lo dejé sobre la pileta. La cucaracha quedó atrapada. Se movía dentro del vaso. Yo la miraba desde afuera. Elle encerrada en una jaula de vidrio. Era el Silencio de los Inocentes. La cucharacha estaba atrapada, pero había que matarla. Y era grande la hija de puta, como siete centímetros de largo. Que para una cucaracha es gigante. No es moco de pavo. Además de grande, asquerosa. Porque no jodamos, son asquerosas las cucarachas. Ese marroncito horrible color uniforme de portero de edificio y que no combina con nada, las patitas, las antenas. Ni siquiera Disney se animaría a sacar una película con cucarachas de lo asquerosas que son. Como soy macho y me la banco, hice lo más coherente. Llamé a Flor, que estaba tirada en la reposera tomando sol.

Vino a la cocina. Miró la cucaracha, pensó unos segundos.

Flor: Hay que ser muy rápido, yo levanto el vaso; vos agarrá el rollo de cocina y la matas con papel, aplastandola.
Yo: Ni en pedo.
Flor: ¿Qué te puede hacer?
Yo: Puede volar y venir encima de mío.
Flor: Si, puede ser.

Entonces como ella se la banca hizo lo más coherente. Se fue. Me dejó solo con la cucaracha. Y mi misión, que era matarla. El tema es que las cucarachas resisten una bomba nuclear y todas las armas con las que yo contaba era un spray de off para mosquitos. Y encima era el pote chico, porque esta re caro el Off.

Mi primer plan fue marearla hasta la muerte. Agarré el vaso y apoyando uno de los bordes contra la cucaracha, lo fui girando lo más rápido que pude. Digamos que la llevé al Samba, esto lo entienden los que alguna vez fueron al Italpark. Este blog no estaría siendo apto para las nuevas generaciones.

Contra mi pronóstico original, la cucaracha no se murió de mareo. ¿Quién lo hubiera imaginado? Mi segundo plan fue hacer lo mismo, pero dejando correr el agua de la pileta y levantando apenitas el vaso. Subir la apuesta y crearle un tsunami. Que muera la hija de puta. Morite como muere Mark Whalberg en Una Tormenta Perfecta, cuando llega a flote y se encuentra con todas las olas. Ahora vas a ver lo que es bueno, cucaracha.

Contra mi pronóstico original, la cucaracha tampoco se murió de mareo e inundación. Aunque una de sus antenitas quedó atrapada bajo el vaso y no podía moverse. Luchaba, pero no lograba liberarse. Ante todo, hay que tener respeto por el enemigo. Valores en el campo de batalla. Levanté el vaso unos milímetros y recuperó su movilidad. La cucaracha seguía prisionera dentro del vaso y yo sin saber cómo matarla.

Desde la reposera, Flor me gritó, preguntándome cómo iba la situación. Le dije que se quedara ahí, que el hombre estaba trabajando. Típico de mujer. No van a hacer el trabajo pero dan indicaciones a la distancia.

Entonces, me iluminé. Volví a abrir la canilla, pero esta vez la caliente. Dejé correr el agua por un ratito, para que salga bien bien caliente. Y cuando fue así, levanté levemente el vaso para dejar entrar el agua. Y se hirvió la cucaracha. Quedó toda achicharrada y patas para arriba. Ahí tenes, estas muerta. Dejé corriendo el agua un ratito más para asegurarme que estuviera muerta en serio y no como la otra vez. Hasta que si, se murió del todo. La maté yo solo y sin ayuda de nadie. ¿Quién es el hombre acá?

Ale 1 - Cucaracha 0

Leer Más...

Saturday, December 26, 2015

9 - Es una Historia sin Principio ni Fin

El otro día leí el post de los 7 años de YaVeremos, en ese decía que se terminaba el blog. Y acá estamos, dos años después, sigo contando tonterias. Ahí caí en la cuenta que el blog no se termina. Que empezó incluso antes de YaVeremos, cuando empecé a escribir en un formato similar a este. Y sigo escribiendo. Mucho menos seguido, otras historias y otros temas.

De anécdotas de salir con minas y que no me den amor a pasear a Toscana. Pero la idea es la misma. Hoy hace 9 años que existe. Por eso YaVeremos no termina. Cambia, se transforma, evoluciona, involuciona, con mayor o menor frecuencia, pero sigue. Y sigue siguiendo.

Leer Más...

Monday, December 14, 2015

Mortal Contest

El Mortal Contest es un juego que inventé yo. O sea, es una derivación de un juego que existe desde hace décadas. Igual me atribuyo el invento del formato actual. Tiene como premisa básica adivinar que famosos se van a morir. Suena más morboso de lo que es. La realidad es que los famosos se van a morir de todas formas. El juego es para que al menos algún desconocido sume puntos con la muerte del famoso. Es una forma de rendirles tributo. No hay que dejar que los famosos mueran en vano.

Jugué por primera vez en el 2010 con un grupo cerrado de amigos, en un formato totalmente diferente al actual. Estuvo bueno, pero para el 2011 solo dos quisieron repetir el juego y quedó en nada. Lo resucite en el 2014, con mis compañeritos de laburo. Eramos 13 jugadores, número apropiado si los hay. Pusimos $50 cada uno, compramos dólares, cada uno armpo su lista y a jugar.

En ese momento había que elegir ocho famosos. Los requisitos para elegir a los famosos eran que cubran determinadas características. Entre ellas nacionalidades, ocupación, religión, color de piel, orientación sexual, etc. Una vez que el famoso muere, sumas puntos. Mientras más joven, más puntos, aunque dependiendo de ciertos requisitos.

Cuando comento el juego, la gran mayoría de la gente responde horrorizada. Pero, una vez que comienza el año y algún famoso estira la pata, me mandan un mensaje preguntando si lo tenía en mi lista. La gente es hipócrita, no hay nada que hacer.

El juego lo ganó una chica española. Su pollo fue Tito Vilanova. Otro jugador acertó a China Zorrilla. Una vez que China murió y en todos los diarios salían artículos sobre su vida, al muchacho que la había elegido le dio mucha culpa y decidió no jugar más. Así como él, se bajaron casi todos los jugadores.

Para el 2015, cambiaron un poco las reglas (lo hice más complicado) y abrí el juego a amigos y amigos de amigos. Y, entre ellos, Flor. Ella, la más horrorizada de todas, decidió jugar. Ahora faltan pocos días para que termine el año (y el juego, que dura un año calendario) y está segunda en la tabla, todavía con chances de ganar. Depende, entre otros, de que Cacho se decida a dar los puntos.

Ahora está abierta la inscripción para el 2016, que volví a cambiar las reglas, pero para hacerlo más fácil.

Estás todos invitados. Todos pueden jugar. Bienvenidos todos.

Leer Más...

Saturday, December 12, 2015

Ahí lo tenes al Pelotudo

El otro día puse en Facebook un comentario diciendo que faltaba poco tiempo para que cierre la inscripción al Mortal Contest 2016. El Mortal Contest es un jueguito que consiste en adivinar que famosos van a morir. No se puede elegir cualquier famoso, hay que respetar una serie de reglas bastante elaboradas. Ahora no porque es largo, pero después posteo algo al respecto. O tal vez no. Es que soy así de espontaneo.

Cuestión, ese comentario en Facebook tuvo algunos "me gusta". Uno de ellos, de un pibe que se llama Hernan. Hernan es un chabón con quien laburé en el proveedor de internet allá por el 2001-2002. Si bien no seguimos en contacto, nos tenemos en Facebook. Pues para eso existe Facebook, joder. La cosa es que por el recuerdo que tengo de él, me sorprendió que le gustara el Mortal Contest. Le mandé un mensaje privado, chateamos un poco y -para mi sorpresa- le resultó interesante el juego y quiso participar. Me alegró el momento.

Le comenté a Flor del post en Facebook, del "me gusta" de Hernan, que me sorprendió que a él le guste y todo lo que ya conté acá arriba, hace menos de dos parrafos. En ese momento, me iluminé. Y el siguiente diálogo sucecidió.

Yo: Vos lo viste una vez a Hernan.
Flor: ¿Cuándo?
Yo: ¿Te acordas una vez que estabamos en el Showcase y un pibe nos vino a saludar?
Flor: ... (silencio de ella).
Yo: ... (Silencio también de mi parte. Me cambió la expresión. Me acordé que esa vez en el Showcase, no estaba con Flor, sino que fue antes de Flor, y estaba con una chica que se llama Mariela. Creo haberla nombrado acá. Aunque seguramente era Chica M o algo así).
Flor: ¿Qué?

Viste cuando sos un poco pelotudo. Bueno, yo no soy de esos. Porque cuando se da, yo voy por la gloria. Quiero ser el Roger Federer de los pelotudos y no el Chucho Acasuso. Además, no hay razón para ser un poco pelotudo una sola vez, si se puede ser muy pelotudo y dos veces seguidas. Ese soy yo.

¿Qué hizo el pelotudo? Le respondió que no estaba con ella en el Showcase, sino con Mariela.

Y si pensas que no hay manera de superar este nivel de pelotudez; claramente todavía no sabes quien soy. Porque Flor empezó a preguntarme el apellido de Mariela para poder buscarla en Facebook y ver fotos de ella. Digamos que se puso un tanto insistente. Para los que no la conocen, les cuento que cuando se le mete algo en la cabeza, se complica sacarselo. "Me llevas a Monte Splash" es solo el principio para Flor. Ella está en otro nivel.

¿Qué hizo el pelotudo? Le dio el apellido con tal de que se calle.

Ahora, cuando piensen que son unos pelotudos, les pido más respeto. De este lado del blog, hay alguien que los supera ampliamente.

Leer Más...

Monday, November 9, 2015

Sueño de una Noche de Verano

Hace unas semas se cumplieron ocho años desde que me mudé a mi casa. Cuando me mudé, Sandra me dejó varias de sus pertenencias. La mina se casó con un multimillonario y se iba a vivir a Marbella, como que no le preocupaba demasiado que iba a ser de la vida de su microondas o heladera. Entre las cosas que dejó, estaban la cama y el colchón.

La cama se fue rompiendo de a poquito. Primero alguna de las tablas que sostienen el colchón, después empezó a hacer ruido como que le falta aceite y bueno, esas cosas que hacen los muebles cuando cumplen su ciclo. El colchón, en cambio, hace unas semanas que no ya da para más. Por ahí porque tiene como 20 años de uso. Y no me quiero agrandar diciendo "¡y que uso que le di!" Pero la verdad que sí. Está muy usado. A Flor y a mí nos encienta dormir.

Como nos encanta dormir, decidimos que lo mejor iba a ser comprar un colchón y cama más grandes. El actual es de 1,60m de ancho. Decidimos darnos la buena vida, ser burgueses ostentosos y comprar uno de 1,80m. Porque somos así, excéntricos. Y 20cm es realmente mucha diferencia. Si nos organizamos bien, en 1,80m de ancho, podemos dormir los dos totalmente estirados y ni siquiera tocarnos. Sería la gloria.

Cerca de mi casa hay un local de Simmons. Me apersoné y me atendió una vieja de mierda. De esas que apenas las ves, te das cuenta que son viejas de mierda. Porque hay que hacer una distinción. Viejo puede ser cualquiera. Pero viejo de mierda, eso requiere una actitud muy particular. Aunque, a su favor, sobre su escritorio tenía un bowl lleno de Flynn Paff de frutilla. Hace mucho que no como Flynn Paff. Uno de los indicios de que estás viejo es saber, por ejemplo, que te acordas cuando se inventaron los Flynn Paff. Y también su publicidad, esa que decía "todo mal, te tragaste el chicle... todo bien, era un Flynn Paff".

Cuestión, la vieja me atendió mal y me fui sin preguntar precios. De ahí a Piero, que también queda cerca de casa. Fuimos con Flor y el vendedor, muy amablemente, nos dejó acostarnos para chequear todos los colchones. Ya para el tercero, te olvidas como había sido el primero. Encima, te vas acostando y el tipo te dice "no no, acostate bien". Y vos estás ahí, vestido, acostado boca arriba en una vidriera y sin saber qué hacer. Queres levantarte lo más rápido posible y decís "re lindo el colchón".

El vendedor también nos contó que todos los colchones de Piero vienen que un borde metálico que no deja que el colchón se doble ni se deforme. Nos habló mucho pero mucho sobre las bondades de tener un borde metálico. Llegué al punto de no entender como pude vivir tantos años sin un colchón con borde metálico. Es absolutamente indispensable para la vida. No sé si fueron a Piero, pero les cuento, los colchones valen un huevo ahí. El más caro, 21mil pesos.

Fuimos a Sommier Center y nos mostraron varios colchones. El que más nos gustó, costaba 27mil pesos. Sommier Center logró que pagar 21mil por un colchón parezca barato. La vendedora nos preguntó que nos parecía. "Caro" le respondí. Ella nos explicó que era un colchón tope de línea, que era el mejor colchón de la historia de la humanidad. Es más, era tan pero tan bueno, que no tenía borde metálico. Entonces nos contó porque los buenos colchones no tienen borde metálico. Y ahora no sé si es bueno que un colchón tenga o no tenga borde metálico. Pero que dilema, che.

La vendedora llamó al encargado de la sucursal y, delante de nosotros, puso una sonrisa como si estuviera participando en un concurso de Miss Universo y mientras pide por la paz mundial le preguntó "¿podemos hacerle un atención a los chicos?" El encargado de la sucursal se hizo un poco el duro, aunque respondió pidiendo unos minutos para hacer cuentas y se retiró.

Nos quedamos los tres en el escritorio de la vendedora. No había mucho diálogo que digamos. Menos de un minuto más tarde, sonó su interno. Atendió y dijo "ah, pero eso ya es regalado, genial". Cortó y dijo "les podemos dejar ese colchón en 20mil pesos":

Bueno, vamos por partes. Primero que nada, 20mil pesos no es regalado. Que quede bien claro. Segundo, en menos de cinco minutos, la mina bajó 7 lucas el precio. 7 lucas. ¿Estamos todos locos? Si yo no decía nada, ¿pagaba 27? Más que una atención, me hizo sentir bastante pelotudo. Y con la duda de que tan barato podría conseguir el colchón si fuera bueno regateando. Aunque ya conté en el 2010 que no se regatear. Porque, seamos honestos, hace casi 9 años que tengo este blog. Ya conté todo. Salvo cuando estuve preso. Pero eso no lo puedo contar, a pesar que la causa ya prescribió.

Estimada vendedora, metete tu somier center bien en el orto. No lo dije eso, solo dije que lo iba a pensar y nos fuimos. De ahí a otro Simmons, donde nos mostraron un colchón por 25 lucas. Y de ahí a Rosen, donde hay colchones a precios razonables, una vendedora (casi) honesta y con 30% de descuento por mi banco y en 12 cuotas sin interés.

Unos días más tarde, recibimos el colchón. Ahora Flor y yo dormimos 20 centímetros más lejos el uno del otro y muchísimo mejor. Y con cuotas hasta fines del 2016.

Leer Más...

Monday, November 2, 2015

Seguís con el Blog?

EL sábado a la noche me crucé con un amigo. Bueno, en realidad no es un amigo, es un colega estandapero con quien compartí escenario varias veces, aunque hace mucho que no lo hago. Una vez actuamos juntos en la fiesta de fin de año del club de amigos de Villa Luro, fue un gran momento. Esa noche me dijo una frase mágica. Sacada de contexto puede perder la gracia, aunque para mí fue genial.

El lugar era una especie de patio de un club, con mesas al estilo tablón y caballetes muy largos. Había pizza y cerveza para todos. Unas 120 personas comiendo, entre 2 y 99 años. Publico bastante heterogéneo. La idea del show era que este colega comience la función, actuara unos 10 minutos, después yo 20 minutos y vuelve él para cerrar el show con 10 minutos más.

Cuando llegamos al lugar este en Villa Luro, los organizadores se peleaban por agasajarnos. Nos ofrecían pizza, cerveza, prostitutas y drogas. La parte de las prostitutas y las drogas no sean ciertas. Todo por alguien le había dicho a uno de los organizadores que yo era "un genio" (sic) y que tenían que contratarme sí o sí. Nada más lejos de la realidad.

Al momento de comenzar el show, mi amigo agarra el micrófono y saluda al público. Absolutamente nadie (a excepción de los organizadores) le estaba prestando atención. Unas 100 personas borrachas seguían hablando entre sí. Una mesa de señoras cincuentonas y también borrachas comenzaron a contestarle cualquier cosa. Y algún otro desprevenido en su mundo. Todo esto mientras varios niños correteaban entre las mesas, el pizzero avisaba a los gritos cuando salía una nueva pizza y pasaba algún perro por ahí.

Mi amigo se queda unos 15 minutos haciendo su monologo, intentando sin éxito que el público participe. Se cansa y me presenta a mí. Cuando me pasa el micrófono, me dice al oído "cerra vos, yo no pienso volver acá". Para mí, la frase fue genial.

Cuando me lo crucé el sábado, me preguntó si seguía con el blog. Y no supe que responder. Me dijo que se acordaba del post Pico de Presión, debido a que fue uno de los participantes. "Obvio que no nombras a nadie," me dijo "pero era fácil de reconocer quien era cada uno".

Igual lo que me quedó de todo esto fue que cuando me preguntó "¿seguís con el blog?" no supe que responder. Ya veremos.

Leer Más...

Tuesday, September 22, 2015

Más Extraño que la Ficción

Sábado a la noche, éramos siete en la quinta de un amigo. Estábamos esperando que lleguen las putas. Tendrían que haber llegado a las 11, ya eran 11.30 y ni noticias. Media hora parece poco, pero cuando estas esperando que lleguen putas es un montón de tiempo.

Finalmente llegaron cerca de las 12, cinco minas impresionantes. Nico, un amigo y dueño de la casa, les paga. Ellas ofrecen merca por un adicional bastante módico. Una especie de "agrande su combo" de la prostitución. Aceptamos porque total, ya que estamos... Ellas piden ir al baño a cambiarse. Van las cinco juntas. Se viene un vale-todo. Y todo esto estaría buenísimo si no fuera porque nunca jamás me ocurrió.

Anoche no podia dormir y estaba pensando en que posts tengo pendientes. Que cosas pasaron en las últimas semanas y todavía no publiqué. Por ejemplo, me hice un conducto y el odontólogo no me quería decir cuánto faltaba para terminar. "¿Viste cuando te estas cagando que parece que mientras más cerca estás del baño, más te cagas? Bueno, esto es lo mismo. Así que mejor que no sepas cuanto falta" fue su explicación.

También tuve una reunión de consorcio donde una vecina se quejó porque el administrador le había enviado una carta prohibiéndole alimentar a las palomas en el balcón. Ella respondió con mucha vehemencia que nadie le va a prohibir a quien alimentar y a quien no en su balcón. Y si ella quiere darle de comer a las palomas, lo va a hacer.

Como tengo tiempo libre, también fui a defensa del consumidor para reclamar por una Tablet de Noblex que compré y nunca funcionó. El lunes de la semana pasada me deberían haber devuelto la plata y adivinen si lo hicieron. Dale, a que no adivinan. No, no lo hicieron. Y ahora tengo que ir otra vez.

Y el punto más alto fue anoche, cuando estábamos Flor y yo sentados en el sillón. Toscana estaba durmiendo a upa mío. Le pedí a Flor que la tuviera mientras yo iba al baño. Toscana se despertó, se enojó por la situación y lloriqueó un poquito hasta que yo volví. (¿O tal vez se dice hube vuelto? Creo que tengo previa lengua de segundo año y nadie me avisó). La cosa es que, apenas volví, me senté en el otro sillón para que Toscana se quedara con Flor. Pero Toscana no quiso. Volvió conmigo y se tiró a dormir nuevamente. Toscana me quiere más a mí que a Flor. Y Flor se enoja por eso.

Putas y merca en una vida hipotética vs conducto, reunión de consorcio, defensa del consumidor y anécdotas con la mascota. Viste eso cuando dicen que la realidad es más extraña que la ficción, bueno, no estaría siendo mi caso.

Leer Más...

Thursday, August 27, 2015

Tira de Cola

Hace casi ocho años que vivo en mi casa. Durante este tiempo, vi aparecer muchos locales nuevos. Y también desaparecer otros. Pero hay uno que siempre estuvo ahí. Que se mantiene contra viento, marea e inflación. A una cuadra de mi casa, hay un local de depilación.

Justo afuera del local, hay un cartel muy grande que dice "Depilate todo lo que quieras" y al costado el precio. Hace ocho años, el cartel decía "Depilate todo lo que quieras por $17,99". El tema es que después vino la inflación. Entonces, imprimieron una hoja A4 y sobre el $17,99 pegaron un cartel que decía $22. Y así sucesivamente, fueron pegando carteles arriba. O retocando los números con marcador, y convirtiendo un 2 en un 8. O a veces, la nueva hoja impresa era de algún color. Todas soluciones creativas para no tener que comprar un cartel nuevo.

Pasaron los arreglos y compraron un cartel nuevo. Ahora ya era "Depilate todo lo que quieras por $80" que luego se convirtió en un $88 un tanto extraño. Y (otra vez) así sucesivamente. Iban remendando los carteles hasta que el ciclo de vida del cartel llegase a su fin y compraban un cartel nuevo.

Hoy el cartel dice "Depilate todo lo que quieras por $180" pero tiene un nuevo anexo. Chiquito, en una hoja de cuadernillo, escrito con marcado negro dice "promoción válida únicamente para mujeres". ¿Por qué la discriminación? ¿Por qué un hombre no puede ir y depilarse todo lo que quiera pagando lo mismo? Es muy injusto. No sé hasta cuándo vamos a aguantar. Creo que es el momento de salir a la calle y marchar por #NiUnoMenos.

Leer Más...

Tuesday, August 25, 2015

Dos Meses de Toscana

Hace ya dos meses que Flor y yo tenemos una perra, Toscana, viviendo en casa. La gente te dice que primero empezás con el perrito para ir practicando para los hijos. Para mí no es así. Ahora tenemos perro porque queremos perro. Y punto. Fin. Además, si el perro es de práctica para los hijos, está totalmente claro que no estamos capacitados para tener hijos.

El primer punto en la educación del perro pasa por estímulos y castigos. Eso te dice todo el mundo. Premiar si hace algo bien, pegarle si hace algo mal. Otros dicen que nunca hay que pegarle. Ni idea cual tiene razón, pero yo no le pego. Si hago lo de los estímulos. Por ejemplo, Toscana sabe que si hace caca en el balcón, tiene una golosina. Entonces, ponele que Toscana va y hace caca; apenas termina va corriendo a la cocina donde están sus golosinas y empieza a saltar pidiendo que le dé una. El tema es que, otras veces, caga adentro. Y esas veces, no pide golosina. O sea, ella entiende perfectamente que cagar en el balcón equivale a una golosina y la pone muy contenta su golosina. Pero se ve que algunas veces debe estar pensando "todo muy lindo con la golosina, pero yo voy a cagar adentro". Y caga adentro.

Entonces vamos Flor o yo con la bolsita, el rollo de cocina y el Cif a limpiar la caca y tirar la bolsa. Cuando se abre la puerta hacia el palier, para Toscana es un mundo nuevo. Ella vivió un mes y medio confinada en el living/cocina del departamento. Ese mundo nuevo de unos 6 metros cuadrados más es pura alegría. Ella sale, corre, va de un lado al otro, mueva la cola. Felicidad pura.

En medio de tanta alegría, un día salió mi vecina y vio a Toscana. La misma vecina de la historia de Joey y Chandler. La misma cuyo novio toca el tamborcito todos los días. Absolutamente todos los putos días el pibe toca los timbales. ¿Tan divertidos son los timbales? ¿Qué motiva a un ser humano racional a tocar los timbales todo el día? Claramente algo mal tiene que tener este muchacho. Pero bueno, la cosa es que vió a Toscana y me dijo con cierto tono de frustración "pensé que era más grande". Toscana debe medir unos 15cm de alto, cuando se para en dos patas llega hasta la rodilla y pesa 4 kilos. Podemos estar de acuerdo en que no es una perra guardián. Ni infunde mucho temor que digamos. Pero escuchar a mi vecina quejarse por el perro me alegró el día. Yo me fumo tus timbales, vos escucha a Toscana correr, ladrar y el resto de las cosas que hacen los perros. Y metete los timbales en el orto.

Otro día, salí a sacar la basura y estaba mi vecina del otro lado recibiendo a sus nietos. A Toscana le pareció un excelente plan ir corriendo a jugar con el nieto de mi vecina y, ya que estamos, mearle el departamento. Si, meó el departamento de mi vecina. Yo la miraba y me sentía como el Reverendo Alegría cuando su perro hace pis sobre las flores de Flanders y le dice "arderas en el infierno… sigue muchacho, sigue". Fue genial.

El resto del tiempo, Toscana se la pasa dentro del departamento. Antes tenía también el balcón, pero ahora hay que cerrarlo porque se comió la red protectora. No llegó a durar tres semanas la red. Esa misma que me la vendieron como ideal para mascotas, con hilo de excelente calidad y toda la sarasa con colocación incluida; bueno, se la morfó una perra de menos de cuatro kilos.

Le mandé un mail al lugar donde compré la red preguntando si ofrecían otro tipo de protección, me respondieron que yo tenía en mi poder la mejor red de todas. Y, como si fuera poco, se ofrecían a venir nuevamente a mi casa y colocar una nueva red. Tanta bondad no es gratis. Porque nada es gratis. Su bondad consistía en dejarme la nueva red al mismo precio que yo había pagado la anterior. Unos genios. Les digo que el perro se comió la red y me ofrecen más red. Quiero comprar algo para que no se caiga por el balcón, no quiero más comida para la perra. Así que estamos en eso, con la red rota y asumiendo que Toscana es lo suficientemente inteligente para no caerse del balcón.

Aunque en otros momentos, dudamos que lo sea. Por ejemplo, cuando vemos su relación de amor-odio con la pala de barrer. A veces es amor puro. Agarra la pala y la lleva hasta su cucha. O al lado de su comida y come mientras la pala se queda a su lado. Y otras veces, ataca a la pala y es una verdadera lucha de poderes. La pala no es la única víctima de la ira Toscana. También le gusta atacar botellas de agua vacías, el escobillón y cualquier cosa de papel o cartón. Lo que no le gusta atacar, son sus juguetes.

Otra cosa que tampoco la convencía del todo, era el lugar de su cucha. Estaba debajo de la escalera. Ella se queda abajo, nunca va al piso de arriba. Nosotros no la subimos y ella todavía no puede subir sola, debido a su tamaño. Entonces, cada vez que escucha algún ruido cerca de la escalera, sale de la cucha y se para delante de la escalera esperando que Flor o yo bajemos. Pasa que a veces estábamos bajando, otras veces es solo que ella escuchó un ruido. Y se ve que el trayecto de un metro desde la cucha hasta la escalera le pareció demasiado, así que decidió mudar su cucha hasta la base de la escalera. Entonces, ahora cuando escucha un ruido, no hace falta que se levante. Solo mueve la cabeza y ahí decide si vale la pena o no levantarse.

Claramente, no estamos capacitados para ser padres.

Leer Más...

Thursday, August 13, 2015

Sending Fruit - Agosto

Año 8 / Número 84

# Después de 4 meses, a pedido del público vuelve Sending Fruit.

# Por "a pedido del público" quiero decir que en realidad no lo pidió nadie.

# Me llegó un mail de Linkedin recomendándome un laburo que dice "pagamos poco pero las oportunidades son infinitas". Lo voy a considerar.

# Hace poco en el laburo tuve una reunión sobre como tener reuniones. Estoy rodeado de genios.

# Pleno 2015 y todavía no se inventó nada mejor que una tirita de plástico para abrir las galletitas. Así nunca va a triunfar este país.

# No me di cuenta cuando pasó, pero por suerte se terminó la moda de los vampiros.

# Incluso había gente que se creía vampiro.

# Hay que ser muy pelotudo para creerse vampiro.

# En otro orden de cosas, cuando laburaba en el banco de inversión había una chica que se creía vampiro.

# No voy a dar nombres, pero empieza con Julieta y el apellido con V.

# No insistan, no voy a dar nombres. La segunda letra del apellido es E y es de origen italiano.

# Me llegaron 5 mails de Twitter avisándome que me están tratando de hackear la cuenta. Habiendo gente grosa en Twitter, hackearme a mí.

# Ahora no me resetea la contraseña y no puedo poner Twitter en el celular.

# Quien sufre es el mundo, que se pierde de mis genialidades en tiempo real.

# ¿Cuál es el límite de Twists por día/semana sin llegar a ser un pelotudo? Para mí, 6.

# Ya van casi 2 meses con Toscana en casa, está genial tener perro.

# Un boludo anónimo dejó un comentario en No Soy Cordobés. Tiene más de cinco años ese post y los cordobeses idiotas se siguen enojando. Me encanta.

# Esta semana vendí otro libro de YaVeremos. De a poquito se van agotando. Muy de a poquito.

# Con esta proyección, para el 2054 se agota.

# Muchas búsquedas de preocupacionales esta vez en el Te Busco.


# Te Busco: La subseccion de Sending Fruit donde están algunas de las cosas que la gente busca en Google y termina en YaVeremos.

# Las faltas de ortografía corren por cuenta de los brutos que Goglean estas cosas.
- chistes de negros de mierda
- primer argentino mojar galletita te
- la tonada cordobesa como un problema
- el ibupirac jarabe va en la heladera?
- ya veremos cuando nos podamos fumar unos de eso sigarro
- examen pre ocupacional de orina que estudian
- carteles de letras para el preocupacional
- cuanto tardan en llamar despues de un preocupacional
- examen preocupacional ist 2015 cuanto valen
- examen preocupacional mujeres

# YaVeremos Responde: Cuando la gente le pregunta a Google, acá ofrecemos respuestas.
- es facil garcharse una sueca?
Si tenes que Googlearlo, te diria que para vos va a ser imposible.


Related: Sending Fruit

________________________________________
Sending Fruit™ Los 12 de cada mes en Ya Veremos.

Leer Más...

Monday, July 20, 2015

37 y Esto Recién Empieza

Unas semanas atrás, cumplí 37. Llegué al laburo con medialunas. Las dejé cerca de mi escritorio y la gente que iba pasando me preguntaba con cierta suspicacia si era mi cumpleaños. Y a continuación preguntaba cuántos años cumplía. 37 respondía yo. Uno me dijo "¿37? Sos el viejo más joven que conozco". Otro me dijo "ojalá llegue a tu edad como vos". Así empezamos.

A la salida del laburo fui a jugar al futbol. Última fecha del torneo, salimos campeones. De ahí a casa, ducha y a cenar con Flor. De vuelta a casa y, para festejar... dolor de muela. Terminé el cumpleaños en la guardia, con antibióticos y dos días sin poder salir de casa. Tengo una inflamación en una raíz. Pero ese fue el día del cumpleaños. Ahora viene el año previo. Dividido como corresponde, en salud, dinero y amor.

Salud. Año interesante. Lo de la muela fue el único problema odontológico que tuve, así que no está tan mal. Lo peor fue la operación de la vesícula. Fue mi primera (y hasta ahora única y espero que última) operación. Si, laparoscopia, si una boludez, si te dan el alta al día siguiente y todo eso, pero no está bueno que te operen.

Dinero. No cambié de laburo aunque si de sector. No tengo muchas novedades en ese aspecto, fue un cambio para bien. Mi segundo ingreso es el show de stand-up, que por suerte va muy bien. Varias funciones agotadas seguidas y sigue siendo divertido hacerlo. El tercer ingreso sería el blog/libro, pero hace como ocho meses que no vendo ninguno. El libro de YaVeremos merece un plan trabajar. O alguien que lo compre. O algo. Hace poco una chica me pidió que se lo regale. Estoy rodeado de gente tacaña. Y no, no se lo regalé. Prefiero tener dos cajas llenas de libros debajo del escritorio que andar regalándoselo a alguien que tal vez pueda divulgarlo y eventualmente me ayude a venderlo. ¿Quién tiene visión a futuro acá?

Amor. Lo más importante, me casé. O debería decir "nos casamos". O como sea, no importa. Pero como todavía no me sale decir "mi esposa" ni derivados, es simplemente Flor. Un año de novios, cuatro de convivencia y finalmente casamiento. La organización tiene datos curiosos interesantes. El primero es que aprendí que a mayor dinero, menos problemas. Porque podes tirarle dinero sobre los problemas y estos desaparecen. Es un concepto genial, jamás se me había ocurrido.

A la inversa, el problema más grande de no tener el dinero, es lidiar con cada proveedor en forma independiente. Y los delirios de cada uno de ellos, porque todos creen que son lo más importante de la fiesta.

El del salón te dice "el lugar donde hagas la fiesta es lo que hace la fiesta".
El del catering te dice "la gente la pasa bien cuando la comida y el catering son buenos".
El DJ te dice "la gente la pasa bien cuando baila y baila si la música es buena".

La modista te habla del vestido de novia. Otro te quiere vender una ambientación, o el carnaval carioca o los centros de mesa o lo que sea. Y el fotógrafo te dice "la fiesta es una noche, lo único que te quedan son las fotos".

Y al final de cada oración hay que agregarle "entonces como lo mío es lo más importante, te voy a cobrar un huevo de guita y no vas a poder hacer absolutamente nada al respecto".

Una vez terminado el casamiento, me di cuenta que estaban todos equivocados. Hay otra cosa que es lo más importante. En realidad, lo único importante. Es la gente. Son los invitados. Los que realmente se alegran por vos y le ponen onda. Porque si te quieren, el casamiento sale bien. No hay vueltas con eso. Y la pasé genial. Lo volvería a hacer 100 veces más. Es una noche increíble. De ahí dos semanas de luna de miel en México que estuvieron bárbaras.

Siguiendo con amor, un par de días antes de mi cumpleaños, con Flor adoptamos una perra. Nada de comprar, sino que viene de refugio. Nada de raza, 100% marca perro. Recién destetada, con 45 días la trajimos a casa. Le pusimos Toscana y es una fenómena. Ni Flor ni yo nunca habíamos tenido perro, así que vamos improvisando. Supongo que nuestra ignorancia al respecto va a generar nuevos posts.

Durante el año pasaron también algunas cosas no tan buenas. Muchas peleas familiares. Demasiadas, para mi gusto. Desconozco como será en su familia, pero en la mía las cosas no se resuelven hablando. Las cosas no se resuelven. Y punto. Entonces, te dejas de hablar con la persona y solamente las ves si hay un evento familiar en el cual estás obligado a asistir. Y, obviamente, te haces el boludo porque no da hablar de los problemas cuando perfectamente podemos no hablar. Así estamos, con una familia cada vez más chica. Y todos muy pero muy pelotudos.

Sacando el párrafo de arriba, mis 36 fueron un muy buen año. Ojalá este también lo sea.

Leer Más...